domingo, 3 de marzo de 2024
15/12/2011junio 14th, 2017

Se despachó a gusto con las cifras. El consejero de Presidencia de Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, ofreció en el Pleno del jueves 15 por la tarde algunas de las escandalosas cifras que se barajaron durante el Gobierno de José María Barreda, «una pequeña parte del serial de despropósitos que provoca vergüenza ajena», tal y como recalcó ante algunos de los que gobernaron, y que ahora son diputados del Grupo Parlamentario Socialista, durante los últimos años la comunidad autónoma.

De hecho, comenzó su intervención final para defender el denominado plan de ajustes presentado por la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, hablando de la actitud pasmosa, del cinismo sin límites y de la caradura preocupante de la que hicieron gala los socialistas de Barreda mientras gobernaron, «como si la situación de la región les fuera ajena. Porque aquí se tomaron las decisiones más disparatadas y ridículas de la historia de este país».


Labrador hizo hincapié en varias cifras cuando habló de cómo esquilmaron la caja pública. Solo en la consejería que él dirige, la de Presidencia, contó que se encontraron con nada menos que 314 líneas activas de teléfonos móviles (de las 3.300 totales que se usaban en la Junta); e hizo referencia a los gustos culinarios de quienes le antecedieron. Por ejemplo, que en el año 2008, en servicios de cátering se gastaron 93.178 euros (más de 15 millones de pesetas), «desde luego, tenían un voraz apetito, yendo a los restaurantes más exclusivos de Toledo».

También habló de la cena de Navidad de ese mismo año, «en la que se gastaron, en esta misma consejería, 4.900 euros. Bochornoso». Además de 17.356 euros en regalos navideños «para acompañar a la cena, por supuesto», ironizó. Y para que no faltara de nada, «a todos nos gusta el mazapán, pero cuando el valor de lo que se compra pasa incluso de los 7.000 euros empieza a ser un poco empalagoso». Además de la compra de 1.000 ejemplares de «A sangre fría», de Truman Capote; o la «inversión» de 18.000 euros en la compra de nada menos que 20.000 ejemplares de uno de los discursos del expresidente Barreda. «¿No hubieran podido comprar manuales de Economía?», les preguntó a los diputados mirando directamente a la dirección del Grupo (allí estaban sus hombres fuertes, como José Luis Martínez Guijarro, José Manuel Caballero, Santiago Moreno o José Molina), lo que provocó el aplauso y la sonrisa de la bancada «popular».

Por último, hizo alusión a un viaje que realizaron 25 personas a la Expo de Zaragoza, «donde en dos días, menos mal que solo fueron 48 horas, se gastaron 12.000 euros. O, lo que es lo mismo, 452 euros por persona y día en dormir y desayunar». Y por si todo esto oliera mal, en un año se gastaron 12.000 euros en flores.

«BUSCAN FACTURAS Y SE HACEN FOTOS CON LOS COCHES»

Previamente había intervenido el portavoz socialista, José Molina. «Piensan desde Madrid, porque viven en Madrid; cobran de Castilla-La Mancha, pero pagan sus impuestos en Madrid».

«Mientras se dedica a buscar facturas de tabaco y a hacerse fotos con los coches de alta gama no gobiernan y están decepcionando a los ciudadanos. Se dedican a la agitación y a la propaganda», les recriminó.

Molina también intentó defender la gestión de Barreda afirmando que «la deuda de Castilla-La Mancha no es por despilfarro, sino por la caída de los ingresos» y porque se garantizaban aspectos como la «gratuidad para 340.000 alumnos en libros de texto, 14.000 profesores más, 245 centros nuevos… Si privatizan los hospitales es porque se han hecho, no son cimientos», apostilló el diputado del PSOE, quien finalizó su primera intervención pidiendo al Gobierno que «no hundan más a los ciudadanos que han padecido más la crisis».

«FUMARSE PUROS Y BEBER CUBATAS»

A Molina le había respondido, antes que Labrador, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Cañizares, quien volvió a referirse a los despropósitos diarios del Gobierno socialista de Barreda. «¿Ustedes creen que incrementar el presupuesto año tras año es tomar medidas ante lo que se estaba avecinando? Mientras, algunos se dedicaban a fumarse puros y beber cubatas». E hizo referencia a algunos de los exgobernantes, «quienes lo que quieren es vegetar y permanecer en los sillones, de los que no se quieren ir ni con agua caliente».

(Visited 30 times, 1 visits today)