fbpx
martes, 17 de mayo de 2022
Francisco Martínez Arroyo.
Francisco Martínez Arroyo, consejero de Agricultura.
Pleno 09/03/2017junio 6th, 2017

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado hoy, con el voto a favor de PSOE y Podemos y la abstención del PP, el proyecto de ley que en la práctica impide el fracking en la región, con lo que se convierte en la quinta comunidad autónoma que regula la fractura hidráulica.

La ley «antifracking», que ha sido impulsada por el Consejo de Gobierno, incluye varias medidas para imposibilitar el desarrollo de este tipo de proyectos en la región, como por ejemplo exigir que el operador de estas actividades establezca una garantía financiera que cubra las condiciones de autorización y las responsabilidades potenciales por daños al medio ambiente antes de iniciar las operaciones.


La norma también recoge que no se concederán nuevas autorizaciones de exploración, permisos de investigación ni concesiones de explotación de hidrocarburos obtenidos a través de la fractura hidráulica en tanto que no se apruebe el plan estratégico sectorial, que tiene un periodo de elaboración de 18 meses y que posteriormente será aprobado por el Consejo de Gobierno, un plazo que fue fijado a raíz de una enmienda de Podemos que fue apoyada por el PSOE.

En cambio, la enmienda que el PP ha mantenido viva para su debate en el Pleno, y que ha sido rechazada por PSOE y Podemos, pedía que el plazo para elaborar dicho plan fuera de un año y que, en vez de ser aprobado por el Consejo de Gobierno, necesitara el visto bueno de las Cortes.

Durante su intervención en el pleno, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha afirmado que «hoy es un día feliz, es un día de alegría» por la aprobación de este texto legal, si bien ha recordado que las competencias en energía son del Estado y ha reivindicado que el Gobierno regional ha hecho lo máximo que podía hacer para prohibir esta práctica.

Por ello, ha pedido al Gobierno central que impulse una ley que prohíba el fracking en todo el país, una medida que -ha aseverado- apoya el PSOE a nivel nacional.

«Hemos hecho lo que teníamos que hacer escuchando al pueblo de Castilla-La Mancha», ha destacado Martínez Arroyo, que ha asegurado que la ley cumple con las garantías jurídicas exigidas y ha recordado que García-Page se comprometió a impulsar esta normativa en El Bonillo (Albacete) en julio de 2013, cuando aseguró que incluiría en su programa electoral una ley que prohibiera en la práctica la técnica de experimentación peligrosa no convencional con el gas.

Martínez Arroyo ha lanzado este mensaje en el Pleno de las Cortes, al que han asistido las plataformas ecológicas contrarias al fracking y los alcaldes de las zonas afectadas por los dos proyectos en investigación en la región, quienes han aplaudido al finalizar la votación, al igual que ha hecho los parlamentarios de PSOE y Podemos, que se han puesto en pie aplaudiendo en dirección a la tribuna de invitados tras la aprobación de la ley.

[ze_summary text=»El PP ha lamentado que no haya prosperado la enmienda parcial de su grupo»]El PP ha lamentado que no haya prosperado la enmienda parcial de su grupo[/ze_summary]

El diputado del PP en las Cortes Antonio Martínez ha lamentado que no haya prosperado la enmienda parcial de su grupo y se ha preguntado por qué el plan que desarrollará la ley no puede ser aprobado por las Cortes y por qué no se acepta el plazo de un año, pues ha advertido de que «viendo la diligencia con que actúa el Gobierno regional, seguro que tardarán 18 meses en hacerlo», con lo que se corre el riesgo de que «se pase la Legislatura y no hayan hecho nada».

«¿Por qué vamos a participar en este paripé?», se ha preguntado Martínez, que también ha cuestionado si esta ley «no es una tomadura de pelo», porque «no es lo que han prometido y luego, quieren aprobar el plan de tapadillo, en el Consejo de Gobierno».

Martínez ha afirmado que el PP comparte que el fracking no cuenta con las suficientes garantías medioambientales ni sociales, pero ha argumentado que no pueden apoyar la ley porque es «una chapuza», con la que el Gobierno regional ha creado «falsas expectativas que no han cumplido».

«El PP estará siempre del lado del sentido común, de la verdad y de la responsabilidad», ha afirmado Martínez, que ha apostillado: «Los ciudadanos tienen muchos problemas, cada uno los suyos, pero todos tienen uno en común, el Gobierno regional y su presidente».

En cambio, el portavoz de Podemos en las Cortes, David Llorente, ha celebrado la aprobación de esta ley y ha dado la enhorabuena «a la sociedad civil organizada por conseguir esta ley, sí se puede».

Llorente ha advertido de que el fracking es «reventar la tierra por dentro», y que la vida media de un pozo es de siete años, un periodo corto que «obliga continuamente a perforar la tierra y la deja hecha una escombrera», lo que a su modo de ver supone un modelo energético «sucio y depredador», tras lo que ha añadido: «exactamente igual que la minería de tierras raras».

[ze_summary text=»Podemos ha advertido de que el fracking es reventar la tierra por dentro»]Podemos ha advertido de que el fracking es reventar la tierra por dentro[/ze_summary]

«Podemos tiene una posición clara desde el principio, en sintonía con las plataformas ciudadanas, no al fracking ni a la minería de tierras raras, sí a la tierra viva», ha declarado Llorente, que ha preguntado al PSOE si su partido a nivel nacional apoya la prohibición del fracking y al PP si su partido está, tanto en el país como en la región, a favor o en contra de la fractura hidráulica, pues a su parecer, ambos partidos han tenido «una postura contradictoria hasta ahora».

Asimismo, Llorente ha pedido también al PSOE que se muestre contrario a la minería de tierras raras y ha propuesto la creación de un grupo de trabajo para elaborar una ley contra las tierras raras, ya que ha destacado que su partido apuesta por un modelo de desarrollo sostenible energético, basado en las energías renovables.

Además, la diputada del PSOE en las Cortes Carmen Torralba ha recalcado que, con esta ley, se prohíbe en la práctica el fracking en la región y ha recalcado que, hasta que no se apruebe el plan que desarrolle la ley, no se podrán autorizar más proyectos de este tipo.

Torralba también ha resaltado que la ley tendrá carácter retroactivo, toda vez que en la región se han dado permisos de investigación para dos proyectos en Castilla-La Mancha, y ha defendido que el Gobierno regional apuesta por «un modelo energético alternativo que tenga en cuenta los intereses de todos los castellanomanchegos»

«Con esta ley nos ponemos de parte de la prudencia, frente a la temeridad, ya que el fracking es una práctica de la que no se conocen todos los efectos ni sus consecuencias», ha concluido Torralba.

 

(Visited 16 times, 1 visits today)