fbpx
jueves, 9 de febrero de 2023
Foto de familia en las Cortes, que han aprobado la ley sobre la acceso de los perros de asistencia
Foto de familia en las Cortes, que han aprobado la ley sobre la acceso de los perros de asistencia
Cuando los políticos hacen su trabajo - 20 diciembre 2018 - Toledo

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado por unanimidad el proyecto de ley de acceso al entorno de las personas con discapacidad acompañadas de perros de asistencia, que garantiza el derecho de acceso al entorno a las personas que, para su auxilio y apoyo, precisen de la utilización de estos animales.

El proyecto de ley ha contado con el apoyo unánime de la Cámara, después de que el PP haya retirado las ocho enmiendas parciales que han llegado vivas al pleno.


La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, que ha cerrado el debate, ha mostrado su agradecimiento a entidades como Cermi y la ONCE por su trabajo en este ámbito y también a todos los grupos políticos -PP, PSOE y Podemos- por hacer posible que esta norma haya salido adelante.

Ha asegurado que esta ley va a traer «igualdad y justicia social» y que, junto con la de protección y apoyo garantizado para personas con discapacidad de Castilla-La Mancha, se justifica, a su juicio, «el trabajo de toda esta legislatura».

«Un futuro con garantías»

Ha añadido que ambas entidades han sentado las bases para que las personas con discapacidad y toda la sociedad afronten «un futuro con garantías» y ha destacado que el Gobierno regional ha marcado «un camino social» en el que desean ir acompañados «por todos los grupos parlamentarios y toda la ciudadanía».

Esta ley arropará a las personas acompañadas por un perro que sufran una discapacidad, no solo a las personas con discapacidad visual, sino también afectará a los perros de señalización de sonidos para avisar a las personas con discapacidad auditiva, los perros de servicio para personas con discapacidad física en las actividades de la vida diaria, los perros de aviso para enfermos de diabetes y epilepsia y los perros para personas con trastorno del espectro del autismo.

La nueva normativa supone una novedad porque la ley vigente de 1994 garantiza únicamente el acceso al entorno de las personas con limitación visual que vayan acompañadas de perros guía.

En Castilla-La Mancha se creará un registro para inscribir a los perros de asistencia junto con las personas a las que ayudan. Hay 1.055 perros guía en España, 21 en Castilla-La Mancha. En total, 13.696 personas están valoradas en Castilla-La Mancha con algún tipo de discapacidad visual, en torno a 1.000 con ceguera total.

El anteproyecto de ley amplía el ámbito objetivo del derecho, garantizando su cumplimiento en entornos en los que su reconocimiento era difuso o no existía, como el laboral. En su puesto de trabajo la persona usuaria del perro de asistencia tendrá derecho a mantener a este a su lado en todo momento. También en los espacios de titularidad privada de uso colectivo, pero que no son propiamente lugares de acceso público como las comunidades de vecinos, que anteriormente no se contemplaba en la Ley.

Los espacios

La ley afectará a espacios como los centros comerciales, almacenes, centros de enseñanza, centros religiosos o de culto, transporte público que se desarrolle íntegramente en la región, estaciones, espacios naturales donde se prohíba el paso de animales, establecimientos hoteleros, restaurantes, piscinas hasta el margen de la zona de agua, instalaciones deportivas , museos, residencias, archivos, bibliotecas, cines o exposiciones.

[ze_summary text=»Las multas oscilan entre 1.001 y 10.000 euros»]Las multas oscilan entre 1.001 y 10.000 euros[/ze_summary] 

Por último, la ley también incluye un régimen sancionador que recoge como infracciones muy graves impedir el acceso o permanencia de la persona usuaria de un perro de asistencia; impedir el acceso al entorno laboral, o privar de forma intencionada a una persona de su perro. En estos casos, la Administración podrá interponer multas de 3.001 a 10.000 euros.

Para las infracciones graves, las multas pueden ser de 1.001 euros a 3.000. Es infracción grave, por ejemplo, cobrar gastos adicionales u obligar a la persona usuaria a aportar garantías, prestar fianzas o contratar un seguro adicional para permitirle el acceso acompañada del perro de asistencia. O utilizar de forma fraudulenta el distintivo de identificación o el uso del perro de asistencia sin ser usuario.

Las multas en caso de infracciones leves oscilarán entre los 150 y 1.000 euros. Por ejemplo, será infracción leve exigir de forma arbitraria o irrazonada la presentación acreditativa de la condición de perro de asistencia.

 

(Visited 42 times, 1 visits today)