viernes, 1 de marzo de 2024
María Díaz 29/12/2016junio 6th, 2017

La secretaria de Organización de Podemos en Castilla-La Mancha, María Díaz, asegura que «no hay negociaciones» con el Ejecutivo de Emiliano García-Page sobre el proyecto de presupuestos para 2017 y considera que «si no hay presupuestos es porque el Gobierno no ha querido».

Díaz explica que «ha habido reuniones muy puntuales» para la creación de una comisión estudio y redacción de la ley integral de garantías, condición de la formación morada para aprobar las cuentas generales de la Junta del próximo año, pero «no ha habido negociaciones de presupuestos».


La dirigente de Podemos realiza esta afirmación preguntada por las declaraciones del presidente autonómico, Emiliano García-Page, quien la pasada semana afirmó que el acuerdo ya estaba «horneado y en condiciones» de salir adelante.

A este respecto, insta a preguntar a García-Page por sus consideraciones porque, a su juicio, «hay un día que dice García y otro día que dice Page».

«Yo creo que quien tiene que tomar la iniciativa es el Gobierno, que es quien tiene que aprobar el presupuesto. Nosotros lo hemos dicho, el teléfono está abierto para que el presidente llame a quien corresponda», expone Díaz y expresa la disposición de su partido «a hablar».

Si hasta ahora el Ejecutivo regional no lo ha hecho -continúa- es porque «no ha querido» y, a este respecto, afirma que es el Gobierno autonómico el que tiene que «explicar los motivos».

En este sentido, recuerda que Castilla-La Mancha esperó diez meses «a que se conformara el Gobierno a nivel nacional» y, «mientras algunos estaban esperando», fueron ellos los que tomaron la iniciativa para que se aprobara el techo de gasto presupuestario en la comunidad.

«Lo hicimos porque nosotros estamos deseando que haya presupuestos, pero el debate no es que haya presupuestos sí o no, la cuestión es qué presupuestos y para qué esos presupuestos. Nosotros lo que queremos es que sean unos presupuestos que resuelvan tanto las necesidades como las aspiraciones de esta región», expone.

El techo de gasto de los presupuestos, el primer paso para aprobar las cuentas generales de la comunidad, salió adelante con los votos del PSOE y Podemos el 15 de septiembre, once días antes de que la formación morada rompiera el acuerdo de investidura.

Díaz subraya que ellos han «dejado claro que los presupuestos tienen que resolver las necesidades, pero también las aspiraciones de la región y esas aspiraciones pasan por que antes de que haya presupuestos, tiene que haber garantías».

Las peticiones de su formación, recuerda, pasan por «garantizar que todo el mundo tenga unas condiciones de vida dignas», que «a nadie le corten los suministros eléctricos» y «garantizar el acceso a la vivienda o, en su caso, una alternativa habitacional».

«Todo ello, de una manera integral e integradora. Para nosotros son antes las garantías ciudadanas que los presupuestos y le corresponde al Gobierno hacer esa traducción de las garantías al papel y a los presupuestos. Si el Gobierno no quiere, no sabe o no puede, yo estoy convencida de que Podemose tiene un plan, tendrá un plan», asegura.

Díaz afirma que esta afirmación «no es ninguna amenaza» sino «una cuestión» de que ellos «sí» que trabajan, estudian y hablan con expertos y el estudio «lleva muchas veces a tener muchas ideas».

Por otra parte, preguntada por la consideración del PP sobre que Podemos y el Gobierno regional ya han negociado el presupuesto y tienen un «pacto oculto», la dirigente regional de la formación morada opina que esa «es la línea del PP».

«No nos sorprende, esa es su opinión, habrá que preguntarles a ellos por lo que dicen. Nosotros tenemos clara nuestra hoja de ruta y hemos dejado claro que cuando las cosas no se cumplen, llevamos a cabo las medidas. Nosotros sí tenemos un compromiso con la ciudadanía», asevera.

BALANCE DE 2016

Por otro lado, el año 2016, que está próximo a su fin, se resume en términos generales en Castilla-La Mancha como un periodo de «luces y sombras» que se ha caracterizado, sobre todo, por la «necrosis parlamentaria», según el análisis de María Díaz.

Díaz explica que esa necrosis o parálisis parlamentaria hace alusión a que, a su parecer, en las Cortes «hay gente que no se sabe bien a qué han venido», ya que a pesar de que la cámara autonómica «está para legislar, hacer nuevas leyes y modificar» otras, «lo que se ve continuamente es la repetición de los plenos, semana tras semana, con los mismos temas y que no se presenta nada para que la política sea política por la vía de los hechos».

Ello se suma, según Díaz, a que «existe una gran desvinculación» entre lo que sucede en las Cortes y lo que hace el Gobierno regional, pues denuncia que «en las Cortes se han aprobado muchísimas resoluciones que luego el Ejecutivo no ha llevado a cabo».

«Y eso puede dar la sensación de que a Emiliano García-Page, con tener un consejo de gobierno, no le hace falta una cámara que legisle», afea la dirigente de Podemos.

Por ello, y en general sobre la acción del Ejecutivo que preside García-Page, Díaz considera que «sigue en la desconexión de políticas y de no tener modelos de sanidad, de educación, de servicio sociales, de agricultura y, en general, de desarrollo de la región».

«No tiene un modelo a largo plazo pensado para la región y creo que ése es el gran fallo de este gobierno: seguir pensando políticas desconectadas y a cortísimo plazo, que en muchas ocasiones son parches», critica Díaz.

Sin embargo, y tras aseverar que «todas las Consejerías tienen cosas que mejorar», concede que «quizá» se podría dar un aprobado a la gestión realizada en Sanidad, pues aunque insiste en que también tiene luces y sombras, señala que «ahí se ha hecho un poco más de esfuerzo que en otras consejerías».

Aunque añade que era «relativamente fácil que el esfuerzo fuera más visible, puesto que era una de las que más tocadas había dejado las políticas de Cospedal».

También se muestra crítica con la labor del PP, pues opina que «se dedica a hacer política de ‘hooligans’ tanto en las Cortes como en sus ruedas de prensa diarias» y critica que, junto con el PSOE, se dedican a «un paripé» tanto en los plenos como en las comisiones de las Cortes, donde «lo que sigue funcionando continuamente es el ‘y tú más'».

Sí se muestra «muy satisfecha» con la labor realizada por Podemos a lo largo de los últimos doce meses y reivindica que los dos diputados de la formación morada en las Cortes son los únicos que, en lo que va de Legislatura, han presentado varios proyectos de ley, entre los que cita la ley contra la pobreza energética, la ley de procedimientos de emergencia ciudadana, o la ley de memoria democrática que «el Gobierno ni siquiera tomó en consideración».

«Hemos llevado el impulso, hemos sido los impulsores de la ley de transparencia recién aprobada y ni el PP ni el PSOE en todo este tiempo de Legislatura han presentado ni una sola proposición de ley», recalca Díaz.

Por ello, subraya que «los nuevos», en alusión a su partido, son quienes «han demostrado con hechos» que han llegado a la política a «cambiar las cosas y que eso es realidad».

De cara a 2017, Díaz se marca como objetivos que las Cortes regionales tengan una «actividad parlamentaria mucho más importante» y mantener su hoja de ruta, en la que se encuentra la reforma del Estatuto de Autonomía y de la ley electoral, la aprobación de la ley de participación ciudadana y «un poco todo aquello que estaba en el difunto acuerdo de investidura», a lo que añade algunas «novedades», como la ley integral de garantías.

En cuanto a la posibilidad de que en 2017 se produzca un acercamiento con el Gobierno regional tras dar por roto el acuerdo de investidura en septiembre, Díaz cita al secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, al afirmar: «Nosotros no creemos en las resurrecciones. Lo que está difunto seguirá difunto».

Explica que «ese difunto acuerdo de investidura supuso una llamada de atención importante del gobierno, en el sentido de que se han dado cuenta de que no pueden hacer política ellos solos».

«Cuando un acuerdo se rompe, se rompe por el hecho de que hay una parte que lo incumple», argumenta Díaz, que lamenta que, «de momento no se ven mejoras, sólo continuamente anuncios» y reprocha al Gobierno regional que sean «demasiado tibios con algunas políticas y con algunos cambios que ya se deberían haber dado, muchos de ellos a coste cero». 

(Visited 12 times, 1 visits today)