fbpx
miércoles, 28 de septiembre de 2022
La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Tita García Élez.
La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Tita García Élez. Foto - Rebeca Arango
Desayuno informativo "Espacio Reservado" 21/11/2018noviembre 22nd, 2018

La consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Tita García Élez, ha cuestionado el trasvase de 7,5 hectómetros cúbicos para consumo humano autorizado el martes por la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, un trasvase que se produce -ha resaltado- cuando «vemos que se están produciendo inundaciones en el Levante».

Durante el desayuno informativo «Espacio Reservado» organizado por encastillalamancha.es y celebrado en el Hotel Beatriz de Toledo con los patrocinios de Telefónica, Inserta Empleo y Construcciones Sarrión, la responsable de Fomento ha reconocido que, con las lluvias que están cayendo, «teníamos la esperanza de que no se produjese este envío de agua».


A pesar de este nuevo mordisco al caudal almacenado en los pantanos de Entrepeñas y Buendía, ponía en valor el cambio de actitud que ha tenido el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez, máxime cuando «ya nos escuchan, se sientan con nosotros en la mesa, dialogamos y nos emplazan a estudiar las futuras líneas de actuación».

La apuesta del Gobierno regional -ha añadido- pasa por seguir «peleando» y por seguir planteando para el Levante la alternativa de la desalación porque «Castilla-La Mancha no tiene otra alternativa».

García Élez ha lamentado que el trasvase es el «peligro número uno del Tajo», un trasvase «que se basa en un memorándum aprobado por dirigentes del PP y que blinda al río para satisfacer al Levante mientras los pueblos ribereños ven cómo ellos necesitan camiones cisternas».

«El Tajo medio es otro drama»

«El Tajo medio es otro drama». Así de contundente se ha expresado sobre la falta de caudal ecológico del Tajo a su paso por ciudades como Talavera -su ciudad natal- y Toledo y sobre las aguas residuales que llegan procedentes del Jarama.

«Me cuesta hablar del río a su paso por mi ciudad -Talavera- y que no se note mi frustración». Exige, en este sentido, cambiar las reglas de explotación e insiste en que el Levante tiene que trabajar por poner en marcha las desaladoras porque «tenemos ejemplos -como las Islas Canarias- que demuestran que estas instalaciones valen para el abastecimiento».

En términos generales, la consejera de Fomento señalaba que el Gobierno autonómico «ha pasado de la palabrería a la realidad» y que, en su acercamiento a las cuestiones técnicas, está reivindicando un cambio en la localización de las estaciones de aforo para una correcta medición del caudal.

(Visited 34 times, 1 visits today)