sábado, 20 de abril de 2024
se han realizado 994 entrevistas 07/10/2015junio 7th, 2017

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, es el líder político más valorado de la región, aunque sin llegar al aprobado, seguido del secretario general de Podemos en la comunidad, José García Molina, y la presidenta del PP castellanomanchego, María Dolores de Cospedal.

Estos datos se desprenden del último barómetro postelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) elaborado entre el 27 de mayo y el 23 de junio, para el que se han realizado 994 entrevistas en 88 municipios de Castilla-La Mancha.


El sondeo también recoge que el 38 por 100 de los encuestados afirmó que prefería un gobierno de coalición del PSOE y Podemos.

Por su parte, un 28,6 por 100 señaló que prefería un gobierno del PP en solitario; un 16,7 por 100 eligió «otra alternativa», sin especificar cuál, y un 11,2 por 100 dijo no saber la respuesta.

Emiliano García-Page ha obtenido una valoración de 4,18 puntos sobre 10, José García Molina de 3,92 y María Dolores de Cospedal de 3,51.

No obstante, Cospedal es la líder política de Castilla-La Mancha más conocida (por el 93,3 por 100), seguida de García-Page (por el 71,7 por 100) y de José García Molina, al que no conoce el 58,1 por 100 de los encuestados.

Por otra parte, la encuesta refleja el interés con el que los castellanomanchegos han seguido la campaña electoral y, mientras un 48,5 dice que «con poco» o «con ningún» interés, el 41,2 por 100 responde que «con bastante» o «mucho».

Además, un 54,4 por 100 cree que lo que ha visto u oído durante la campaña electoral no le ha servido «nada» para decidir su voto y sólo un 18,4 por 100 dice que le ha valido «bastante» y un 7 por 100 «mucho».

La televisión es el medio de comunicación que han usado el 54,7 por 100 de los encuestados para seguir la información electoral «todos o casi todos los días», mientras que el 32 por 100 ha utilizado para este fin los periódicos (15,8 por 100) y la radio (16,2 por 100).

De los encuestados, el 61,8 por 100 ha utilizado Internet en los últimos tres meses y, de ellos, el 40,6 por 100 se ha informado de la campaña electoral a través de los medios de comunicación digitales y el 31,1 por 100 en redes sociales.

Sólo el 13,7 por 100 de los castellanomanchegos asistió a un mitin o reunión de algún partido; el 56,2 por 100 leyó o echó un vistazo a cartas, folletos o programas de algún partido, y el 49,2 por 100 vio entero o en parte algún debate en la televisión entre los candidatos.

La encuesta refleja que para el 70 por 100 de los castellanomanchegos no influyeron en «nada» a la hora de votar los resultados de alguna encuesta o sondeo preelectoral y el 65,3 por 100 tenía decidido votar por un partido o coalición, mientras que el 14,5 por 100 dudó entre varias formaciones.

Para el 13,5 por 100  de los castellanomanchegos, la duda estuvo entre el PP y el PSOE; para el 11,6 por 100 entre PSOE y Podemos; para el 11,1 por 100 entre PP y Ciudadanos, y para el 7,7 por 100 entre PSOE y Ciudadanos.

El 10 por 100 de los encuestados no quiso ir a votar en las elecciones del 24 de mayo, en un 31,9 por 100 de los casos porque «no había ninguna alternativa que le satisficiera» y en un 21,2 por 100 porque «está harto de la política y las elecciones».

Según el CIS, el 70,2 por 100 de los castellanomanchegos tenía decidido ir a votar en los comicios autonómicos antes del inicio de la campaña; el 15,2 por 100 lo decidió en la última semana y el 8,2 el mismo día de las elecciones.

De los castellanomanchegos que votaron en las últimas elecciones autonómicas, el 28,2 por 100 afirma que votó al PSOE; el 24,6 por 100 al PP; el 9,5 a Podemos, y el 7,2 a Ciudadanos.

COLABORACIÓN DEL PSOE CON PODEMOS

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Alfonso Ruiz Molina, ha expresado hoy la satisfacción del Gobierno regional por los datos del último barómetro postelectoral del CIS, porque ponen de manifiesto que los ciudadanos «visualizan» que la colaboración que tiene el PSOE con Podemos «tiene efectos fructíferos para la región».

Así lo ha manifestado Ruiz Molina a preguntas de los periodistas sobre dicho barómetro postelectoral, que sitúa al presidente regional, Emiliano García-Page, como el líder político más valorado de la región, aunque sin llegar al aprobado, y revela que el 38 por ciento de los encuestados afirmó que, sin mayoría absolutas, prefería un gobierno de coalición del PSOE y Podemos.

A juicio de Ruiz Molina, estos datos ponen de manifiesto que el trabajo del actual Gobierno castellano-manchego «tiene su fruto no sólo desde el punto de vista del cumplimiento de los compromisos, sino de la visualización que tienen los ciudadanos de que esa colaboración que tiene el Partido Socialista con Podemos tiene efectos fructíferos para la región».

(Visited 10 times, 1 visits today)