miércoles, 22 de mayo de 2024
Bono y Page estarían con el candidato; Barreda, con la ex ministra 24/11/2011junio 14th, 2017

Alfredo Pérez Rubalcaba y Carmen Chacón esperan a la reunión del Comité Federal del sabádo para anunciar sus planes. En Castilla-La Mancha los dirigentes del PSOE tampoco se han pronunciado, pero cunde el temor a una fractura de la federación socialista regional si ambos políticos se deciden a pelear en el próximo congreso federal. Bono y Page están con Rubalcaba. Y Barreda, con Chacón.

La amenaza ya estuvo presente cuando Carmen Chacón quiso ser la candidata del PSOE para las elecciones generales del 20 de noviembre. Pero la proclamción final de Alfredo Rubalcaba y la retirada de la ministra de Defensa evitaron lo que se empezaba a fraguar en el PSOE de Castilla-La Mancha: una auténtica fractura.


José Bono, presidente del PSOE en Castilla-La Mancha y cuyas opiniones se siguen escuchando con mucho interés, está por la elección de Rubalcaba como secretario general del PSOE y que sea el exministro quien pilote un cambio tranquilo. En la misma línea parece que se pronunciarían el secretario general del PSOE de Toledo, Emiliano García-Page, el socialista más anhelado como futuro líder regional; y el jefe de los socialisas de Albacete, Francisco Pardo.

Por el contrario, el aún secretario general de los socialistas castellano-manchegos, José María Barreda, trabaja desde hace meses en el grupo que preparaba el desembarco de Chacón en el próximo congreso federal del PSOE para hacerse con la Secretaría General que deja vacante José Luis Rodríguez Zapatero.

Falta por saber hacia qué candidatos se orientarían las pronvincias de Cuenca y Guadalajara y si Ciudad Real, bajo el control de Barreda y el secretario general provinciaL, Nemesio de Lara, iría unida.

De momento, la Ejecutiva regional reunida la tarde del jueves en Toledo lanzaba el primer mensaje: deben ser los militantes, representados por los delegados, los que elijan quién debe liderar el partido, una decisión que en ningún caso debe corresponder «a un grupo reducido de dirigentes». El secretario de Organización, José Manuel Caballero, era el encargado de tasladar a la prensa la postura oficial.

En la reunión de la Ejecutiva estuvo Bono, pero faltó una de las piezas básicas, la de Page, que se encuentra en Portugal en una reunión de la organización de Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

A partir del sábado se despejará la incógnita cuando hablen Rubalcaba y Chacón. Mientras, muchos socialistas piensan que la federación castellano-manchega puede acudir dividida por primera vez en su historia a un congreso federal.

(Visited 24 times, 1 visits today)