sábado, 13 de abril de 2024
16/12/2011junio 14th, 2017

La portavoz del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, ha acusado al PSOE de practicar «la cuasi delincuencia económica en el gobierno y el gamberrismo político en la oposición, para tapar todas las inmoralidades que han cometido a lo largo de los años de su gobierno».

En rueda de prensa, Riolobos ha asegurado que José María Barreda y su gobierno simultanearon el «derroche, el despilfarro y el expolio en CCM», que terminó con la desaparición de la misma, llevando a cabo «prácticas temerarias que rondan la calificación de delincuencia de guante blanco».


Así, ha puesto como ejemplo de esta «práctica temeraria», cómo se gastaron 170.000 euros en un concierto de Sabina, 180.000 en comilonas, casi 18.000 euros en cestas de Navidad, 18.000 euros en editar los discursos de Barreda, 120.000 euros al año en la voz corporativa de la televisión pública, o 6.000 euros al mes en el jardinero de la televisión.

De este modo, ha asegurado que «Barreda y su gobierno se comieron, bebieron, fumaron y dilapidaron el dinero recaudado, vía impuestos, del sudor de los castellano-manchegos necesario para los dependientes, mujeres maltratadas, enfermos, pensionistas, jóvenes y niños, así como para mantener los pilares del bienestar».

La portavoz popular ha acusado de practicar «gamberrismo político con algaradas callejeras» a la oposición socialista, porque «están azuzando a los colectivos que ellos han dañado, contra la presidenta Cospedal, a los alcaldes que han estado callados sin reclamar dinero hasta que ha llegado este Gobierno del PP y han mentido y engañado a los colectivos y a la opinión pública, intentando además sacar a la calle a la red clientelar que habían creado durante sus años de desgobierno».

En este sentido ha reconocido que hasta el propio presidente del PSOE castellano-manchego, José Bono, «ha reconocido y abominado de los últimos años del gobierno de Castilla-La Mancha, liderados por Barreda, dando a entender que él dejó bien las cuentas de la región, pero que Barreda ha sido el rey del derroche y el despilfarro y de potenciar las comilonas y beber, fumar y gastar a manos llenas».

Desde PP, «reclamamos una oposición sensata, responsable y constructiva, porque se trata de remar todos en la misma dirección, para resolver los problemas gravísimos heredados de un gobierno socialista enredado en el derroche y despilfarro», ha indicado, al tiempo que ha pedido a «los viejos líderes socialistas, que todavía quieren mantenerse en la poltrona, que reconozcan los errores, que pidan perdón a todos los castellano-manchegos, y especialmente a las bases de su partido, que están avergonzadas, y que dimitan de sus cargos orgánicos y del partido y dejen paso a un nuevo PSOE que sea capaz de hacer con eficacia su trabajo de oposición».

LA RESOLUCIÓN DEL PSOE CONTRA EL PLAN DE GARANTÍA ES «UNA BURLA»

Por último, y a preguntas de los periodistas, se ha referido a la propuesta de resolución que han presentado desde el PSOE en el Comité Regional, contra el Plan de Garantía de los Servicios Sociales Básicos de la presidenta Cospedal. Sobre este asunto, ha afirmado que «es inmoral que, los que con su actuación económica han estado a punto de cargarse los cuatro pilares del bienestar de la región, como son la educación, la sanidad, las pensiones y el apoyo a dependientes, discapacitados y mujeres maltratadas, hagan ahora una resolución contra el Plan que viene a solucionar este problema».

(Visited 18 times, 1 visits today)