fbpx
lunes, 26 de septiembre de 2022
Beatriz Talegón.
Beatriz Talegón, en la foto que utiliza en su perfil de Twitter.
Su marido tendrá que pagar 3.000 euros al alcalde - 21 junio 2017 - Guadalajara

Beatriz Talegón, exmilitante del PSOE, ha sido condenada por el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Guadalajara a pagar 1.500 euros al actual alcalde socialista de la localidad donde reside, Cabanillas del Campo (Guadalajara), José García Salinas, por expresiones que vulneraron su derecho al honor (le llamó «chorizo»), tal y como recoge la sentencia a la que ha tenido acceso encastillalamancha.es. Expresiones que Talegón dijo durante una Asamblea Local del PSOE de Cabanillas el 17 de abril de 2015.

Además, también ha sido condenado Juan Carlos Sánchez, marido de Talegón, a pagar 3.000 euros a García Salinas por realizar manifestaciones que vulneraron su derecho al honor durante una asamblea vecinal que se celebró en el parque Buero Vallejo, en la citada localidad, el 31 de mayo de 2015; y por otras manifestaciones similares que realizó en el perfil «Vecinos por Cabanillas», en Facebook.


Talegón dice que no le llamó chorizo, «sí sinvergüenza»

Contra esta sentencia puede interponerse recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Guadalajara en un plazo de 20 días. Y, efectivamente, Talegón recurrirá una sentencia «que no es firme», tal y como ha señalado en declaraciones a encastillalamancha.es. «Ya intentó (García Salinas) recurrir a la vía penal y se archivó».

En lo que respecta a su condena, el juez considera que el 17 de abril de 2015 se celebró una asamblea local del PSOE en la localidad y que durante el transcurso de la misma ella se dirigió a García Salinas «llamándole chorizo y chorizos a todos los que votasen su lista y permitiesen que García Salinas fuera el candidato a la Alcaldía».

Talegón ha insistido a este periódico en que «no le llamé chorizo. Sí le llamé sinvergüenza por presentarse a las Primarias (en las que se debía elegir el candidato socialista a la Alcaldía de Cabanillas) estando imputado, por lo que se saltaba el código ético del partido». La imputación del actual alcalde era por un presunto delito de injurias que luego el juez archivó.

Mientra, Sánchez, en la citada asamblea vecinal, dijo que «no era de recibo tener un alcalde que atropellaba a un niño en un paso de cebra y que no se bajaba del coche ni siquiera a prestar auxilio». Un atropello a un menor que iba en bicicleta y que se produjo en agosto de 2011, por el que se celebró juicio y, se afirma en la sentencia, «se archivó el juicio de faltas y en el atestado se establece que los agentes observaron que dentro del vehículo (del actual alcalde) vieron sentado al herido que conducía la bicicleta», por lo tanto sí le auxilió.

Tanto Talegón como Sánchez alegaron durante el proceso que todas las aseveraciones y comentarios se enmarcaban en un clima de contienda política. «Y como dijo mi abogado en el juicio, abriremos otras vías judiciales».

(Visited 56 times, 1 visits today)