Tras 12 años como alcalde

Antonio Román renuncia a ser concejal en Guadalajara y se va del ayuntamiento

El PP le ofreció la Alcaldía al candidato de Ciudadanos, Rafael Pérez, para que la gobernara en solitario, o incluso la posibilidad de compartirla con los "populares" de alguna forma para solventar su escasa experiencia. Pero no ha sido posible

La toma de posesión de Román en 2007

El alcalde de Guadalajara en funciones, Antonio Román, ha formalizado su renuncia a su acta de concejal en el Ayuntamiento, según ha comunicado este viernes el vicealcalde en funciones, Jaime Carnicero.

En una rueda de prensa, Carnicero, que ha hablado de las negociaciones para la gobernabilidad en el Consistorio tras las elecciones municipales del 26 de mayo, ha confirmado que el primer edil del PP presentó su renuncia este mismo jueves.

La única línea roja que puso Antonio Román fue no dejar la Medicina

Sobre las conversaciones para gobernar el Ayuntamiento, ha destacado que el PP le ofreció la Alcaldía al candidato de Ciudadanos, Rafael Pérez, para que la gobernara en solitario, o incluso la posibilidad de compartirla con los «populares» de alguna forma para solventar su escasa experiencia. La única línea roja que puso el actual alcalde a la formación naranja fue que no iba a dejar la medicina, ha detallado.

Carnicero, que ha indicado también que el hasta ahora concejal de Deportes, Eladio Feijoo, es probable que continúe pese a haber anunciado que lo dejaba, ha comentado que ahora lo que toca es tomar posesión y, tras eso, iniciar un periodo de reflexión.

El alcalde de Guadalajara, a partir del sábado 15, será el socialista Alberto Rojo, mientras que el número dos del Gobierno será Rafael Pérez Borda, de Ciudadanos.

Antonio Román: «Cs ha cavado su propia tumba al venderse a cambio de puestos y dinero»

El todavía alcalde en funciones de Guadalajara, Antonio Román, tras presentar su renuncia para seguir como concejal en el Ayuntamiento tras el pacto de gobernabilidad de PSOE y Cs, ha señalado que se va «con la cabeza bien alta y satisfecho del deber cumplido» y convencido de que la formación naranja «ha cavado su propia tumba» al «venderse» a cambio de puestos y dinero.

En su última comparecencia pública en el salón de actos del Ayuntamiento y rodeado de algunos de sus concejales, Román ha afirmado que anoche mismo presentó su renuncia a recoger el acta de concejal de forma online y que el siguiente en la lista que ocupará su lugar será José Luis Alguacil, pero este sábado estará en la investidura del socialista Alberto Rojo, a quien ya ha felicitado.

Román, que abandona la alcaldía tras 24 años en la política municipal, doce de ellos de alcalde pero que seguirá como senador, cree que en la negociación para llegar a un acuerdo para el gobierno en la capital, Cs «no ha ido de frente, le ha faltado valentía y altura de miras» y que la decisión de pactar con el PSOE «estaba tomada».

El todavía alcalde tiene claro que no han querido negociar nunca a nivel municipal porque hasta este jueves por la noche, él mismo les ofreció, como si fuera casi una «subasta», ha dicho, lo mismo que el PSOE en el Ayuntamiento de la capital y que antes ya les dijo que si el problema era que estuviera en el Senado que dejaba de serlo pero «lo único que han perseguido ha sido puestos, dinero y sillones».

Cree que una evidencia de lo que él dice es que el propio candidato de Ciudadanos en Guadalajara, Rafael Pérez Borda, no sabía este jueves al mediodía que iba a ser teniente de alcalde.

«Han traicionado a los ciudadanos», ha dicho, tras insistir en que él estuvo en todo momento dispuesto también a poner su «cabeza en una bandeja» o a compartir la Alcaldía pero que «esa reunión» que él reclamó «no se produjo nunca», ha indicado.

«Mal empiezan un mandato cuando por lo que luchan es por sus puestos y dinero»

«Mal empiezan un mandato cuando por lo que luchan es por sus puestos y dinero», ha subrayado tras precisar también que aunque no le gustan las subastas, al observar que esto era lo que el PSOE les había ofrecido, les dijo que les ofrecía lo mismo o más pero «este jueves por la noche dijeron que no daban marcha atrás» al pacto suscrito con los socialistas.

Para Román, esto supone a su juicio una entrada «por la puerta de atrás pero el tiempo les pasara factura», y una vez más ha señalado que Ciudadanos «nunca» ha querido negociar con el PP de Guadalajara, tras insistir en que él estaba autorizado como interlocutor válido.

En cualquier caso, tras dar también la enhorabuena de forma pública, ha afirmado que como es una persona de palabra, se va tal y como dijo que haría si no lograban gobernar, «satisfecho con haber entregado a mi ciudad la mitad de mi vida como concejal y una cuarta parte como alcalde».

Ha asegurado sentirse «orgulloso» y nunca arrepentido de lo que ha hecho, «siempre, tratando de buscar el bien común», y se va «satisfecho y honrado» porque cree que ha tratado de manejar los recursos públicos de la mejor manera posible.