Toma de posesión

Combatir la desigualdad, regenerar la política y los pies en la tierra, los retos de Page (215 fotos)

“Voy a dejarme la piel por Castilla-La Mancha, porque quiero para CLM lo mismo que para mis hijos”

En su toma de posesión como presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reiterado sus compromisos con las políticas que combatan la desigualdad, ayuden a regenerar la política y mantener los pies en la tierra.

SI NO PUEDE VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS, PINCHE AQUÍ

Con 36 grados en la calle y un calor infernal en el interior del Palacio de Fuensalida, a las 20,17 horas, tomó posesión de su cargo de presidente de Castilla-La Mancha. Antes, había escuchado las palabras sencillas de gente corriente que hoy estaban en el patio del palacio por el que hace casi 500 años correteaba Felipe II. Tras jurar el cargo se abrazó a Pedro Sánchez  y luego a todos los demás. Al final de su discurso, los acordes del himno nacional.

LOS TRES RETOS DE PAGE

Con la voluntad de llegar a acuerdos con el Gobierno de España, asumiendo como retos fundamentales de su acción de Gobierno la reducción de las desigualdades, la sostenibilidad y la cultura; comprometido con la honestidad y la honorabilidad personal, decidido a garantizar empleo y vivienda y de estar cerca de los más necesitados, ha tomado posesión Emiliano García-Page como presidente de Castilla-La Mancha. “Pretendo que mi gobierno asuma esos tres retos, y sobre todo, una responsabilidad con la gente que mas lo necesita”, expresó, además de comprometerse a recuperar el estado del bienestar y trabajar por la renovación y la regeneración de la política.

Page, que quiso cerrar el acto con los acordes del himno nacional, estuvo acompañado en el escenario por gente anónima y corriente que tuvo la palabra antes que él. En el patio del Palacio de Fuensalida, junto a él, el ministro de Defensa, Pedro Morenés; el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; los expresidentes de CLM: José Bono, José María Barreda y María Dolores de Cospedal; y el expresidente preautonómico Jesús Fuentes.

Su discurso, de apenas 20 minutos, repasó los logros de la Transición y la Constitución española del 78, la mejor época de la historia en su opinión y se proclamó partidario de su reforma, pero considera más urgente paliar las heridas sociales que ha dejado la crisis. “No puede haber cohesión territorial sin cohesión social”, apuntó y recordó que tenía 9 años cuando salió a la calle a repartir “libros con el texto de la Constitución”.

MANTENER LOS PIES SOBRE LA TIERRA

La normalidad, la atención al ciudadano y mantener los pies sobre la tierra serán las máximas de su mandato, según ha explicado en su toma de posesión: “Que me repitan todos los días para qué estoy aquí, las personas nunca pueden ser una estadística, tienen que estar siempre presente el interés de la gente”.

No discriminar a nadie, valorar las cosas que se consiguen con esfuerzo –una enseñanza de sus padres-. “Que nunca digan nada feo de ti y espero dar motivos para que nadie pueda reprocharme nada feo en decencia, honorabilidad y actitud, me importa mucho la forma de ser”, apostilló citando a su madre.

“Voy a dejarme la piel por Castilla-La Mancha, porque quiero para CLM lo mismo que para mis hijos”, prometió. Y finalizó su discurso con una promesa: “Intentaré estar a la altura de mi gente y de mi región”.