Le propone verse el jueves en Fuensalida

Page cita a Molina tras fracasar las conversaciones con el PP para salvar los Presupuestos

Vaquero, Guijarro y Ruiz Molina han mantenido contactos con Tirado, Guarinos y Cañizares que finalmente no han fructificado en un acuerdo para sacar los Presupuestos con la abstención del PP

Page y Molina durante la negociación del acuerdo de investidura

La fiscalidad es un obstáculo insalvable para que el Gobierno de Castilla-La Mancha y el PP lleguen a un acuerdo que permita aprobar los Presupuestos de la Junta para 2017, tal y como ha podido conocer encastillalamancha.es. Las conversaciones llevadas a cabo con sumo sigilo por los principales dirigentes de uno y otro lado han llegado a un callejón sin salida dado que el Gobierno considera inasumible adaptar la recaudación de Castilla-La Mancha a las medidas aplicadas en Madrid, el ejemplo que el PP pide seguir.

Las conversaciones llevadas a cabo con sumo sigilo han llegado a un callejón sin salida, dado que el Gobierno considera inasumible adaptar la recaudación de CLM al modelo Madrid, como pide el PP

De hecho, como ha adelantado la agencia de noticias Europa Press y ha confirmado después el Gobierno en nota de prensa, el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, ha citado a José García Molina, secretario general de Podemos, mañana jueves al finalizar el Pleno de las Cortes para volver a negociar los Presupuestos Generales de la Junta para 2017, que Podemos rechazó por sorpresa en el Pleno del 7 de abril justo cuando tocaba votarlos. El presidente de la Junta le ha propuesto verse el jueves en el palacio de Fuensalida.

José Molina vuelve al tablero de los Presupuestos.
José Molina vuelve al tablero de los Presupuestos.

 

Podemos vuelve al tablero de los Presupuestos

Esta vía, que parecía imposible hace solo 48 horas, se ha impuesto tras fracasar las conversaciones con el Partido Popular, iniciadas al día siguiente de publicar encastillalamancha.es que Page meditaba convocar elecciones si no sacaba adelante los Presupuestos en agosto y que así se lo iba a comunicar a la patronal y a los sindicatos en el almuerzo que tenían previsto ese mismo día, 20 de junio.

El despacho del presidente de las Cortes reunión a Vaquero, Guijarro y Ruiz Molina del lado socialista; y a Tirado, Guarinos y Cañizares, por el PP

El 21, en el despacho del presidente de las Cortes, Jesús Fernández Vaquero, se celebro el primer encuentro. De un lado, Vaquero, el vicepresidente del Gobierno, José Luis Martínez Guijarro; y el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina. Del otro, Vicente Tirado, secretario general del PP y mano derecha de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha; Ana Guarinos, presidenta del Grupo Popular en las Cortes y el portavoz, Francisco Cañizares, ambos presidentes provinciales del PP en Guadalajara y Ciudad Real y piezas básicas de Cospedal y Tirado en la estructura de oposición al PSOE.

vicente_tirado
Tirado, Guarinos y Cañizares, el equipo negociador del PP en los Presupuestos.

 

Pese a las muchas tensiones parlamentarias que habitualmente protagonizan, el ambiente de la reunión fue bueno, según diversas fuentes consultadas por encastillalamancha.es en los dos grupos de interlocución.

Impuestos y funcionarios, las prioridades del PP

El PP dejó clara desde el principio sus prioridades: la subida salarial del 1,5 por 100 a los funcionarios, un plan de choque contra las listas de espera, bajar impuestos en la línea de la tributación autonómica en Madrid y más dinero para agricultura ecológica, retirada del amianto en Toledo y para compensar en los agricultores afectados por las limitaciones de las zonas ZEPA. Lo del plan especial para Talavera vino después.

Además, el PP quería separar las votaciones de los Presupuestos de las medidas de los funcionarios, para que quedara claro cuál era su prioridad y poder explicar que las medidas de recorte aplicadas la legislatura anterior fueron debidas a las circunstancias. Así, la propuesta “popular” era abstenerse en los Presupuestos cuanto se vote a finales de agosto o primeros de septiembre, pero aprobar ya en el mes de julio pagar a los funcionarios un 1,5 por 100 del sueldo del 3 que les recortó Cospedal en 2012.

El PP proponía abstenerse en los Presupuestos y votar por separado la subida salarial de los funcionarios; el Gobierno no se fiaba…

No hubo más compromiso que estudiar las medidas tras la primera reunión. Luego hubo dos más, la última el pasado jueves 6 de julio, también en el despacho de Vaquero y con 6 integrantes de la mesa. En medio del 20 de junio y el 6 de julio también hubo un encuentro de Martínez Guijarro y Ruiz Molina con Cañizares.

El PSOE no se fiaba de que si separaba la votación de los funcionarios de la de los Presupuestos el PP cumpliera. No habrá lugar a la comprobación, porque al Gobierno le resulta inasumible la fiscalidad que propone el PP.

Los cálculos del Gobierno cifraban en 200 millones menos de ingresos la política impositiva que proponía el PP

En este sentido, se calcula en 200 millones menos de los previstos la partida de ingresos prevista en las cuentas del Ejecutivo para 2017. El PP insiste en que bajando los impuestos se acaba recaudando más.

Al inicio de la semana los responsables de las conversaciones vieron imposible el acuerdo y el mismo lunes el secretario general de Podemos, José García Molina, recibió la llamada que esperaba y reclamaba a los socialistas. El jueves, como ha confirmado Europa Press, se sienta a negociar con el presidente de la Junta.

Los dos partidos piensan que el otro no quería el acuerdo

En el lado socialista piensan que el PP nunca tuvo verdadera intención de cerrar un acuerdo. Entre los “populares” existen la misma sensación y opinan que Page no convocará elecciones en ningún caso y que tratará por todos los medios de cerrar un acuerdo con Podemos.

Además de llamar a Molina, el lunes Page decidió convocar para hoy a los cinco secretarios generales del partido en las provincias para analizar salidas. Por la noche habrá sanedrín del Gobierno, pero ya ha trascendido que el próximo paso se juega con Podemos en el tablero. Antes de trascender la cita, Molina ya había declarado que si hay acuerdo con el Gobierno para los Presupuestos los someterá a la votación de los militantes.