fbpx
jueves, 18 de abril de 2024
Miembros del grupo de investigación Química Neuro-Regenerativa del Hospital Nacional de Parapléjicos.
Miembros del grupo de investigación Química Neuro-Regenerativa del Hospital Nacional de Parapléjicos.
El glicolípido sulfatado - 30 marzo 2019 - Toledo

Importante avance el que han llevado a cabo el grupo de Química Neuro-Regenerativa del Hospital Nacional de Parapléjicos, en Toledo, y el grupo Química Orgánica del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), al patentar un compuesto, el glicolípido sulfatado, que promueve la recuperación funcional en ratas con lesión medular, tal y como ha informado el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam). Lo que abre nuevos caminos en la recuperación del sistema nervioso central dañado por una lesión traumática.

Y es que cuando se produce una lesión medular se desencadenan una serie de mecanismos bioquímicos que inhiben el crecimiento axonal. Por lo que los estudios están dirigidos a comprender los mecanismos moleculares que inhiben la regeneración axonal y la formación de la cicatriz glial, para desarrollar terapias que ayuden a la regeneración. Como el glicolípido sulfatado, que es una combinación de azúcar y grasa que promeve el crecimiento de las neuronas.


Importante éxito conseguido en el Hospital de Parapléjicos

Ernesto Doncel, investigador principal, explica que «esto sucede porque el compuesto impide la inhibición axonal al penetrar en las células y detener un mecanismo responsable de esta inhibición». El compuesto se ha utilizado de manera experimental en roedores «con evidente éxito a la hora de promover el crecimiento de los nervios, la proudcción de la mielina (capa que envuelve los axones de las neuronas) y la inhibición de las células gliales, astrocitos y microglia».

Un experimento que ha consistido en realizar una contusión moderada en la méduda espinal de ratas adultas. Fueron inyectados con nuestra molécula por encima y por debajo del lugar de la lesión, mientras a otro grupo de animales se les administró un placebo. Los animales inyectados tuvieron «una recuperación relativamente rápida, observándose en las primeras dos semanas una recuperación importante de la locomoción, que mejoraba aún más al mes de la lesión».

Un compuesto que puede ser utilizado «en combinación con una terapia celular porque no afecta a células que promueven la regeneración del sistema nervioso. Y anteriormente se describió su uso como antitumorales, por lo que mantienen controlado el crecimiento de células residentes o trasplantadas, evitando la formación de tumores en el sistema nervioso».

Un producto que fue patentado hace algún tiempo y que en la actualidad buscan instituciones o compañías interesadas en su uso y comercialización.

(Visited 88 times, 1 visits today)