miércoles, 25 de mayo de 2022
Un paciente, ingresado en el hospital de Guadalajara, hizo la "v" de victoria con los dedos de una mano
Durante la pandemia la única visita que podían recibir los pacientes covid eran a través de videollamadas.
"Ahora sí se ve el final del túnel" - 23 mayo 2021 - Guadalajara

El gerente del Hospital Universitario de Guadalajara, Antonio Sanz Villaverde, ha manifestado que en las unidades de cuidados intensivos ingresan menos pacientes mayores con Covid por efecto de la vacunación contra el virus.

La pandemia en el Hospital de Guadalajara 

Antonio Sanz ha hecho estas declaraciones al programa de radio de EFEsalud, «El Bisturí», dentro del proyecto de este canal para 2021, en el que semanalmente habla con el hospital de una provincia española sobre cómo han vivido y viven la pandemia.


¿Ve la luz al final del túnel de la pandemia?, se le pregunta al gerente de este centro sanitario.

«Ahora sí veo el final del túnel»

«Ahora yo sí la veo. Soy optimista moderado desde que empezamos la vacunación, pero sobre todo en las últimas dos o tres semanas. La vacunación es la clave», ha valorado.

En las ucis, ha seguido Sanz, «hay ahora pacientes con menor edad. Es muy difícil ver pacientes con más de 70 años porque están vacunados».

«Fue importante vacunar primero en las residencias sociosanitarias, donde la mortalidad del virus en mayores de 85 años era del 15%, mientras por debajo de 30 años la virulencia de la Covid es casi inexistente«, añade.

El primer paciente con coronavirus ingresó en el Hospital Universitario de Guadalajara el 29 de febrero de 2020.

Antonio Sanz, gerente desde dos meses antes, diciembre de 2019, relata cómo vivió los primeros tiempos de la pandemia: «Mal, muy mal, con miedo y con incertidumbre. En diciembre nuestros propósitos eran asistenciales, pero poco después llegó la avalancha del nuevo virus».

«En Guadalajara -recuerda- preveíamos que el virus iba a llegar; epidemiológicamente no somos de Castilla-La Mancha, somos la zona nororiental de Madrid. Estábamos preparados, pero no para la intensidad y gravedad de lo que sucedió».

«Los equipos del Hospital de Guadalajara se pusieron en marcha para reaccionar ante la nueva amenaza con decisiones rápidas y consensuadas, adaptando espacios e impulsando las actuaciones necesarias para afrontar la situación», rememora Sanz.

En las últimas semanas de marzo y la primera de abril de 2020 hubo escasez de equipos de protección y respiradores, admite el gerente: «Lo pasamos mal, nadie estaba preparado para lo que vino, pero tras 20 días duros, pudimos realizar compras y tener materiales suficientes».

Antonio Sanz valora la aportación que supuso en la atención de los pacientes el impulso de una Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI): «Ha sido un acierto en la gestión de la pandemia y en la atención a los pacientes».

«Los pacientes de la UCRI no están intubados. Dedicamos una planta a este perfil de enfermos Covid con aparatos de monitorización y asistencia», añade.

Respecto a la atención a pacientes sin Covid, el gerente del Hospital de Guadalajara señala: «Habilitamos servicios y espacios para pacientes sin el virus; atendimos lo urgente y grave que no podía esperar, pero en la actualidad arrastramos un problema de demora en algunas intervenciones quirúrgicas».

(Visited 1.417 times, 1 visits today)