fbpx
martes, 16 de agosto de 2022
Grupo de investigadores del laboratorio de Neuroprotección Molecular del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo
Grupo de investigadores del laboratorio de Neuroprotección Molecular del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo Foto - Carlos Monroy
En el Hospital Nacional de Parapléjicos - 24 julio 2018

Los doctores Teresa Muñoz y Manuel Nieto, del Hospital Nacional de Parapléjicos, han descubierto nuevas alteraciones en uno de los procesos celulares más complejos que se ven perjudicados tras las lesiones medulares, la autofagia. Las alteraciones en la autofagia tienen resultados letales para el tejido nervioso, ya que un fallo en este proceso provoca la acumulación de compuestos no deseados que interfieren en el normal funcionamiento de las células y pueden llegar a causar la muerte de estas.

Muñoz y Nieto pertenecen a la unidad de investigación del Grupo de Neuroprotección Molecular del hospital de parapléjicos, que está ubicado en Toledo y depende del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. La autofagia que investigan consiste en una limpieza celular destinada a eliminar proteínas defectuosas y otra basura celular y fue descrita por primera vez en 2016 por el doctor Ohsumi, lo que le hizo ganar el Premio Nobel de medicina.


Novedades descubiertas sobre las lesiones medulares

El estudio de los toledanos, publicado en la revista científica «Frontiers in Cellular Neuroscience», ha puesto de manifiesto que la médula espinal dañada tiene efectos en la autofagia más complejos y dispares de lo que se pensaba hasta la fecha. De esta manera, los investigadores han descrito cómo las respuestas autofágicas son capaces de proteger a algunas células y de inducir a la muerte a otras dependiendo del paso del tiempo desde la lesión medular, de las partes del cuerpo y de las distintas células nerviosas que intervengan.

Según la doctora Teresa Muñoz es necesario estudiar más en profundidad estos procesos celulares y moleculares si se quieren desarrollar terapias seguras para los pacientes con lesiones de médula espinal, que pueden estar basadas en «activar o desactivar la autofagia», explica.

El laboratorio de Neuroprotección Molecular del Hospital Nacional de Parapléjicos al que pertenecen los dos doctores que han realizado la investigación ya está centrado en el estudio de los procesos de muerte celular tras la lesión medular, en evaluar las pérdidas de funciones motoras o sensoriales y en desarrollar terapias protectoras que reduzcan estos efectos.

(Visited 29 times, 1 visits today)