fbpx
jueves, 1 de diciembre de 2022
Imagen de archivo del una granja de Valladolid donde fueron sacrificadas 130.000 gallinas por un brote de gripe aviar. Foto: Greenpeace.
Imagen de archivo del una granja de Valladolid donde fueron sacrificadas 130.000 gallinas por un brote de gripe aviar. Foto: Greenpeace.
Ya ha sido controlado - 14 septiembre 2022 - Guadalajara

La detección de un foco de gripe aviar en una granja en Fontanar (Guadalajara) ha obligado a sacrificar a las 601.000 gallinas ponedoras de la explotación, con lo que tras adoptar esta y otras medidas de desinfección de las naves, se ha dado por controlado el foco.

Un exceso de mortalidad alertó del brote

El foco se detectó cuando los encargados de la nave comprobaron y comunicaron un «incremento anormal de la mortalidad el pasado 8 de septiembre en una de las naves en jaula», según ha informado el Ministerio de Agricultura en un comunicado de prensa.


Tras este aviso, los servicios veterinarios oficiales de la Junta de Comunidades realizaron una inspección y tomaron muestras que fueron remitidas al Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, como Laboratorio Nacional de Referencia de la Influenza aviar en España, donde se ha confirmado que se trata de gripe aviar.

Contacto con aves silvestres

La vía más probable de introducción del virus en la granja ha sido por medio de contacto con aves silvestres, dado que este año la circulación del virus entre estas aves se está manteniendo durante el verano a pesar de las elevadas temperaturas, ha explicado el Ministerio en la nota de prensa.

Entre las medidas adoptadas «inmediatamente» por los servicios veterinarios de la Junta de Comunidades y que están establecidas en el Reglamento Delegado de la Comisión Europea se encuentran la inmovilización inmediata de la explotación afectada desde el momento de la sospecha y la realización de la encuesta epidemiológica con objeto de conocer el posible origen del foco y explotaciones en riesgo por movimientos de personas y vehículos.

También se ha procedido al sacrificio y destrucción oficial de los cadáveres, pienso y demás materias contumaces que pudieran vehicular el virus y se ha establecido una zona de restricción alrededor del foco de tres kilómetros como zona de zona de protección y desde el kilómetro 3 al 10 como zona de vigilancia.

En la zona de restricción se encuentran ocho granjas en producción, en concreto dos en la zona de protección y seis en zona de vigilancia.

El Ministerio de Agricultura ha resaltado que «este virus no puede ser transmitido al hombre a través de carne de ave cocinada, huevos o productos procesados derivados de ellos».

Mensaje de tranquilidad desde la Junta

En declaraciones a Efe, la directora general de Agricultura y Ganadería de la Junta de Comunidades, Cruz Ponce, ha reiterado que este foco de gripe aviar ha quedado controlado y ha querido lanzar un mensaje de «total seguridad» al consumidor, ya que no hay peligro para la salud, toda vez que se han seguido todas las indicaciones que establece el reglamento comunitario.

Ponce ha subrayado que Castilla-La Mancha es la principal productora de huevos de España, con una «avicultura de puesta pionera» en el país y una «profesionalidad y calidad excepcionales».

(Visited 370 times, 1 visits today)