fbpx
jueves, 9 de febrero de 2023
cáncer de pene Miembros del servicio de urología del Hospital de Albacete.
Miembros del servicio de urología del Hospital de Albacete.
La técnica de ganglio centinela - 28 agosto 2019 - Albacete

El Servicio de Urología del Complejo Hospitalario de Albacete, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), ha iniciado el programa de ganglio centinela en patología oncológica en el cáncer de pene, una técnica que permite conocer la afectación ganglionar cercana al tumor y planificar con mayor exactitud el tratamiento.

En una nota de prensa, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha informado de que el cáncer de pene es una neoplasia es poco común que se presenta como una tumoración no dolorosa o úlcera en el pene y tiene una baja tasa de diagnóstico en los países desarrollados, cuya incidencia global permanece estable desde 1980 con una variabilidad notable entre los países europeos.


Según han señalado desde el Gobierno regional, la determinación ganglionar es «clave» para el tratamiento de la patología, sin embargo, el principal problema es la detección de metástasis en los ganglios linfáticos, tanto por métodos clínicos como de imagen convencionales y por ello han comenzado a utilizar el método del ganglio centinela como método de diagnóstico.

Asimismo, han explicado que el ganglio centinela es el primer ganglio linfático donde es más probable que las células tumorales se diseminen, ya que es «la primera estación» de un grupo de ganglios linfáticos que recibe el drenaje del tumor primario.

Técnica que necesita de la medicina nuclear

Esta técnica requiere de la medicina nuclear, ya que con la radiación se determinará la afección de los ganglios, para ello, el proceso comienza con la inyección de un marcador, gracias al cual, una vez en el quirófano, se podrá observar cuál es el ganglio con más actividad radioactiva.

Una vez determinado el ganglio con más actividad radiactiva, se extraerá con una cirugía mínimamente invasiva, se extirpará para realizar un estudio histológico por parte del Servicio de Anatomía Patológica para determinar si el ganglio tiene afectación metastásica o no.

Por último, han añadido que los pacientes que se podrán beneficiar de esta técnica serán aquellos de grupo de riesgo intermedio o alto sin afectación macroscópica de adenopatías inguinales para evitar la extirpación de la totalidad de ganglios inguinales y consecuentes complicaciones.

(Visited 90 times, 1 visits today)