Neurometabolismo

La nueva investigación del Hospital de Parapléjicos en la lucha contra la ELA

El objetivo principal de este proyecto “es investigar como la sobreexpresión de TDP-43 puede alterar los niveles de leptina", como afirma la neurocientífica toledana Carmen María Fernández

Integrantes del Grupo de investigación de Neurometabolismo Parapléjicos. Foto - Carlos Monroy / SESCAM

El Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, se suma este domingo, 21 de junio, Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), a la campaña de sensibilización nacional #LuzporlaELA que busca visibilizarla, apoyar a aquellas personas que la padecen y subrayar la importancia de la investigación de esta devastadora enfermedad.

Parapléjicos es uno de los lugares estratégicos del mundo donde se investiga la ELA, concretamente de la mano de “Metabolep”, proyecto financiado por la Fundación Bancaria ‘la Caixa’ y la Fundación Luzón dentro del programa ‘Talento ELA’, y la JCCM, la neurocientífica toledana, Carmen Fernández Martos, lidera el grupo llamado Neurometabolismo que, a través del proyecto de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del gobierno de Castilla-La Mancha, estudia el potencial terapéutico de la leptina en un nuevo modelo de ratón que sobreexpresa la proteína TDP-43 humana.

Necesidad de estudios para mejorar las terapias actuales

La ELA es una enfermedad neurodegenerativa, que se caracteriza por una atrofia progresiva de todos los músculos del organismo, excepto el corazón, y la musculatura que controla la motilidad de los ojos y los esfínteres, sin producir alteraciones de la sensibilidad. Hasta la fecha, explica Carmen Fernández, “no existe tratamiento clínico efectivo para detener la progresión neurodegenerativa natural de la ELA y mejorar la vida de los pacientes que viven con esta enfermedad mortal, cuya incidencia es de 2-3 personas por cada 100,000 habitantes en Europa.

La ELA implica una rápida pérdida del movimiento (debido a la muerte de las neuronas motoras) que resulta en parálisis. Más del 60% de los pacientes fallecen dentro de los 3-5 años posteriores al diagnóstico, por lo que hay una gran necesidad social de estudios que ayuden a mejorar los enfoques terapéuticos actuales”.

El objetivo principal de este proyecto, que cuenta con el apoyo de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes del gobierno de Castilla-La Mancha, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, “es investigar como la sobreexpresión de TDP-43 puede alterar los niveles de leptina, afectando a sus vías de señalización y mecanismos de acción, una característica patológica asociada a las alteraciones metabólicas relacionadas con la obesidad, desempeñando un papel clave en la para aliviar la progresión de la enfermedad de ELA”, explica Carmen Fernández.

Avances del grupo de Neurometabolismo

Aunque la pandemia de Covid 19 también ha afectado en mayor o menor medida a la actividad investigadora, la actividad del grupo de Neurometabolismo prosigue con avances significativos.

Según explica Carmen Fernández “ante el objetivo de determinar si existía una relación entre la progresión del curso clínico de la enfermedad un modelo de ratón que sobreexpresa la proteína TDP-43 humana y la regulación de los niveles de leptina. Nuevos datos de nuestro grupo indican como a nivel fisiológico tienen lugar importantes variaciones en los niveles de leptina en plasma, y creemos que esta elevación de periférica durante una fase temprana del final del curso clínico de estos modelos animales, podría estar relacionada con el desarrollo de resistencia central a su acción en el sistema nervioso central”.

“Nuestros datos parecen indicar una alteración significativa de sus vías de señalización celular, lo que le permite a la leptina ejercer su efecto biológico, tras su unión a su receptor Ob-Rb. Y esta alteración es progresiva y diferencial, dado que observamos una diferencia de mecanismos, por ejemplo entre el hipotálamo y el hipocampo o la medula espinal”, afirma la investigadora.

“Aunque los estudios que hemos realizado hasta la actualidad no nos permiten determinar por qué se producen estas alteraciones metabólicas que afectan a leptina, si son datos relevantes para la enfermedad al reflejar que no se trata sólo de tener elevados niveles de leptina, como parecía indicar un reciente estudio epidemiológico, sus mecanismos de acción deben de poder funcionar correctamente paraCr ejercer función”, concluye Carmen Fernández.

Carmen-Fernandez_grupo_de_neurometabolismo_
Carmen Fernández lidera el grupo llamado Neurometabolismo del Hospital Nacional de Parapléjicos.