También ofrece una mayor eficacia que el reenvasado

El Hospital de Parapléjicos idea un proyecto que reduce residuos en los servicios de farmacia

En los dos últimos años, 25 farmacias hospitalarias se han sumado a los proyectos de etiquetado ‘Dale Color’, con los que se ahorra entre 15-32 veces en material contaminante, es decir 60 kilos de aluminio, plástico y otros contaminantes frente al sistema habitual de reenvasado por cada 100.000 medicamentos

El servicio de Farmacia del Hospital Nacional de Parapléjicos ha ideado y desarrollado un proyecto de gestión de fármacos llamado ‘Dale color a tu dosis unitaria’, método que disminuye los residuos contaminantes en los servicios de farmacia de los hospitales, además de ofrecer una mayor eficacia que el reenvasado para disminuir errores de medicación.

«Cada Servicio de Farmacia de un hospital realiza al año entre 200.000 y dos millones de reenvasados de medicamentos, lo que significa que se utilizan cientos de kilos de plástico y aluminio que son altamente contaminantes para el medio ambiente», según ha explicado el jefe del sección del Servicio de Farmacia de Parapléjicos, David García Marco.

En los dos últimos años, 25 farmacias hospitalarias se han sumado a los proyectos de etiquetado ‘Dale Color’, con los que se ahorra entre 15-32 veces en material contaminante, es decir 60 kilos de aluminio, plástico y otros contaminantes frente al sistema habitual de reenvasado por cada 100.000 medicamentos.

Esto significa, ha subrayado García Marco, que en el Hospital Nacional de Parapléjicos «llevamos ahorrados unos 2.000 kilos de contaminantes ambientales en los últimos 17 años y que con la suma de los 25 hospitales que se han unido recientemente al proyecto, conseguiremos reducir miles de kilos cada año en plásticos y aluminio».

Además de ser un proceso más respetuoso con el medio ambiente, con la forma de etiquetado de medicamentos en el Hospital Nacional de Parapléjicos se consigue evitar la apariencia similar del reenvasado que se asocia a errores de medicación y, especialmente, disminuir también tanto los costes del material como de las máquinas, y de los tiempos empleados por los trabajadores para realizar este proceso.

Desde la Sociedad Castellano-Manchega de Farmacia Hospitalaria (SCMFH) se ha apoyado e impulsado este proyecto para que pueda instaurarse en los hospitales españoles sin apenas coste económico.

A este respecto, el jefe del sección del Servicio de Farmacia de Parapléjicos ha vaticinado que, en breve, dos hospitales más se sumarán al proyecto y esperamos que se vaya generalizando este cambio que generará un ahorro sustancial de contaminantes y de costes al sistema sanitario.