Toledo

Profesionales sanitarios piden poder acceder a las revistas científicas de la biblioteca virtual del Sescam

Acompañada por cerca de 500 firmas, han remitido una petición de mediación al presidente de Castilla-La Mancha donde explican que llevan desde abril sin poder acceder a esta información

Cerca de 500 profesionales sanitarios del Complejo Hospitalario de Toledo y del Hospital Nacional de Parapléjicos han pedido poder acceder a las revistas científicas electrónicas de la biblioteca virtual de ciencias de la salud de Castilla-La Mancha para poder llevar a cabo su trabajo diario.

A través de firmas y de una petición de mediación que han enviado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, estos profesionales informan de que desde abril de este año los facultativos del Sescam, así como estudiantes y categorías de personal sanitario como enfermería o auxiliares de enfermería, no pueden acceder a estas revistas.

Añaden que después de acudir a los responsables del Sescam, estos no solucionan un problema que les está creando «muchas dificultades para atender adecuadamente a nuestros pacientes pero también en nuestra actividad docente e investigadora».

«Los responsables de las bibliotecas de los diferentes hospitales nos dicen que desde el Sescam les comunican que es un problema puntual que pronto resolverán pero la realidad es que desde abril no podemos acceder a la información científica que necesitamos para desarrollar nuestra actividad asistencial, docente e investigadora, si bien es verdad que fruto de nuestra protesta se ha recuperado recientemente una parte considerable de estas revistas científicas en formato electrónico. No obstante, falta por recuperar el gran bloque de revistas científicas del tipo del British Journal of Medicine y similares», ponen de manifiesto en el escrito remitido al presidente regional.

Estos profesionales entienden que no puede haber una medicina de calidad, moderna e innovadora si no hay acceso suficiente a la información científica. «Por ello consideramos que es tan grave que la Consejería de Sanidad y Castilla-La Mancha y el Sescam tengan a sus profesionales sanitarios sin acceso a esta información desde hace más de seis meses», lo que «redunda gravemente en la atención sanitaria que podemos prestar a nuestros pacientes y contribuye a crear, una vez más, importantes diferencias entre la sanidad de las distintas comunidades autónomas».