martes, 23 de julio de 2024
Desde el 1 de septiembre de 2016 y el 31 de agosto de 2018 07/11/2016junio 7th, 2017

La Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Toledo ha decidido suspender, tal y como ha podido conocer encastillalamancha.es, la actividad cinegética del coto de caza Unión Cabañil, situado en los términos municipales de Cabañas de la Sagra, Olías del Rey y Magán, los tres en la provincia de Toledo, después de que en diciembre de 2013 los Agentes Medioambientales hallaran los cadáveres envenenados (mediante cebos) de cinco milanos reales, dos busardos ratoneros, dos zorros, un aguilucho lagunero y una urraca.

Imagen de archivo de un Agente Medioambiental junto a un milano real muerto.


Ahora los propietarios del coto de caza tienen 10 días hábiles para presentar las correspondientes alegaciones y podrán interponer un recurso de alzada ante la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en el plazo de un mes.

ENTRE LOS CADÁVERES HALLADO POR LOS AGENTES MEDIOAMBIENTALES HABÍA CINCO MILANOS REALES, ESPECIE PROTEGIDA EN PELIGRO DE EXTINCIÓN A NIVEL NACIONAL

Los hechos se remontan a los días 27, 28 y 30 de diciembre de 2013, cuando miembros de la patrulla de venenos de los Agentes Medioambientales detectaron en el coto los cadáveres de los animales citados anteriormente. Entre ellos, los cinco milanos reales, una especie protegida en peligro de extinción a nivel nacional.

Tras analizarse los cadáveres se llegó a la conclusión de que fueron envenenados con un producto llamado carborufano, uno de los pesticidas de carbamato más tóxicos que se conocen, que alguien había introducido en algún alimento que los animales comieron. Y como no había indicios para imputar a nadie de la colocación del veneno, la responsabilidad, decidió la administración, debería recaer en el titular del coto de caza de acuerdo al artículo 22.2 de la Ley de Conservación de la Naturaleza.

Por ello se abrió un procedimiento sancionador por una infracción considerada como grave, ya que «corresponde a los titulares cinegéticos establecer las medidas necesarias para impedir la existencia o colocación no autorizada en sus terrenos cinegéticos de cebos envenenados en circunstancias susceptibles de dañar la fauna silvestre».

LOS DUEÑOS DEL COTO DIJERON QUE LA DENUNCIA PROCEDÍA DE «UNA ACTUACIÓN MALICIOSA DE TERCEROS»

Fue en abril de 2014 cuando se inició el expediente y ese mismo mes el titular del coto presentó alegaciones, por las cuales se eximía de la responsabilidad de la muerte de las citadas aves y considerando que la denuncia procedía de «una actuación maliciosa de terceros», indicando que la zona donde se hallaron los animales muertos estaba arrendada a diversas personas.

En mayo los Agentes Medioambientales se ratificaron en su denuncia y ya en febrero de 2015 la Sección de Vida Silvestre, adscrita a Dirección Provincial de Agricultura, emitieron un informe en el que indicaban que los cebos envenenados en una zona «desequilibran las poblaciones de las especies presentes», proponiendo la conveniencia de la suspensión de la actividad cinegética en el coto durante dos años.

EL COTO DE CAZA ESTARÁ CERRADO ENTRE EL 1 DE SEPTIEMBRE DE 2016 Y EL 31 DE AGOSTO DE 2018

Ese mismo mes se dictó una propuesta de resolución, considerando imputable al expedientado la comisión de una infracción grave en materia de conservación de la naturaleza y proponiendo una sanción económica de 103.601 euros y una accesora consistente en la suspensión de la actividad cinegética. En marzo, los propietarios del coto alegaron contra la propuesta de sanción.

Días más tarde, el entonces director general de Montes y Espacios Naturales consideró probados los hechos e impuso a Unión Cabañil, titular del coto, la citada sanción, además de la suspensión de la actividad cinegética durante dos años. En abril, Unión Cabañil presentó un recurso de alzada, indicando que la responsabilidad, en todo caso, sería del arrendatario del coto y que no quedaba demostrada la colocación de cebos envenenados.

Ahora, hace unos días, la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha resuelto suspender la caza en el coto durante dos años, en concreto entre el 1 de septiembre de 2016 y el 31 de agosto de 2018.

(Visited 131 times, 1 visits today)