lunes, 22 de abril de 2024
La suerte en la región 22/12/2012junio 13th, 2017

La administración número 4 de Talavera de la Reina, situada en la peatonal calle San Francisco, ha vendido 10 décimos del número 24.616, el octavo quinto premio del Sorteo de Navidad, que apareció casi en el último minuto, a las 13.13 horas, y que ha dejado 60.000 euros en premios. Una de las administradoras, Angélica de la Flor, ha explicado a los periodistas que han vendido íntegro la serie que tenían, un número que ofrecen desde hace tres décadas y que durante muchos años era de personas abonadas que lo jugaban semanalmente.

Ha indicado que algunos de esos clientes fijos, «debido a la crisis» o por quedarse en el paro, han tenido que «ajustar sus gastos», y algunos han renunciado a llevárselo, por lo que se ha acordado con cierta tristeza de esos clientes abonados, caras habituales desde hace años, que han jugado el número cada sábado sin falta, y justo lo han dejado el año en que por fin ha arañado un pellizco de suerte.


Esta Navidad, y por causar baja algunos abonados, aproximadamente la mitad de los décimos se ha vendido por ventanilla y los otros cinco a los fijos.

La hermana de Angélica, Cristina, ha contado a los periodistas que han acudido a la céntrica administración que vendió a última horalos tres últimos décimos de ese número que les quedaban a personas que pidieron esa terminación.

Angélica ha tenido palabras de cariño para su madre, fallecida en marzo de 2011, Carmina Villarubia, lotera que gestionó la administración durante décadas, y ha dicho que está satisfecha por haber dado «un poquito de ilusión y de alegría» a la ciudad, y porque además repartir premios que repercute en que vendan más para próximos sorteos.

El alcalde de Talavera, Gonzalo Lago, se ha acercado, pasadas las 13.30 horas a la administración a felicitar a sus responsables, y ha indicado que «es bueno porque algunos talaveranos se han beneficiado, y que toque algo siempre viene bien para la ciudad».

Ha dicho que aunque la cantidad repartida en premios no sea excesiva, sí da una alegría y «lo que no se espera y llega, es bienvenido», ha concluido.

(Visited 10 times, 1 visits today)