sábado, 20 de julio de 2024
educacion 21/10/2016junio 7th, 2017

El director del colegio Nuestra Señora de la Natividad de Cedillo del Condado (Toledo) ha denunciado ante la Guardia Civil al padre de un alumno que lo increpó y lo insultó en el vestíbulo del centro educativo.

Como ha confirmado a Efe la directora provincial de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes en Toledo, Cristina Aranda, el suceso ocurrió hace unos días cuando el padre denunciado increpó al director, Jesús Sánchez, en el vestíbulo del colegio, le dio voces y lo insultó sin atender sus requerimientos para entrar en el centro y hablar con calma.


Aranda ha explicado que el director ya había tenido problemas anteriormente con el denunciado, porque había entrado al colegio a pegar unos carteles sin permiso para hacerlo.

Ya lo había increpado en otras ocasiones de malos modos y dándole voces, por lo que el director decidió denunciarlo ante la Guardia Civil, «para que comprenda que no puede entrar a un colegio e insultar gratuitamente a un profesor y en este caso al director que es el que representa a la Junta de Comunidades», ha apuntado Aranda.

Tras conocer los hechos, la propia Aranda habló ayer con el director del colegio, le ofreció todo el apoyo de la Consejería y le comunicó que el caso se ha trasladado a la Unidad de Atención al Profesorado para que lo asesoren en todo momento sobre sus derechos y para que, en el caso de que fuera necesario ir a juicio, poner a su disposición un abogado.

También le comentó que el propio consejero de Educación, Ángel Felpeto, se ha interesado por el problema y está en todo momento pendiente de cómo se está desarrollando el asunto.

Asimismo, le ofreció la posibilidad de coger una baja por unos días si lo considera conveniente, pero el director ha preferido seguir trabajando con normalidad en el centro, ha señalado Aranda, quien ha confiado en que la actividad del colegio se desarrolle normalmente, «que es lo que esperamos todos».

En cualquier caso, la directora provincial de Educación ha comentado que este tipo de situaciones son muy excepcionales, ya que en la provincia de Toledo hay 10.000 profesores y 149.000 alumnos y habitualmente no hay ningún tipo de problema.

«Esto no es algo que ocurra todos los días, no es la tónica habitual, lo normal es que en los centros la comunidad educativa esté en paz y en tranquilidad y haya un buen ambiente de trabajo entre padres y profesores», ha subrayado Aranda.

(Visited 51 times, 1 visits today)