sábado, 20 de julio de 2024
Estudiantes de sobresaliente que llaman a las puertas del difícil mercado laboral 19/10/2016junio 7th, 2017

Sus trayectorias académicas son intachables, también las ganas que le ponen a la hora de hacer las cosas. No obstante, hoy en día el mercado laboral no pone las cosas fáciles a nadie, tampoco a los estudiantes sobresalientes como los que el lunes 17 de octubre recibieron los Premios Extraordinarios de ESO, Bachillerato y Enseñanzas Artísticas del curso 2015-2016 que concede el Gobierno de Castilla-La Mancha.

De los 40 alumnos galardonados, procedentes de las cinco provincias de la región, 16 cursan Bachillerato, 11 están en ESO y 13 en enseñanzas artísticas de música, danza y artes. De esta última rama procede Fátima Díaz-Ropero Olmedo, cuyas calificaciones en el ciclo de Ilustración de la Escuela de Arte de Toledo y en el proyecto final le han valido para entrar en este club selecto de estudiantes.


A sus 24 años terminó el ciclo con una nota media de 9,7, siendo valorado su proyecto final -un libro de cuentos escrito e ilustrado por ella misma- con un 10. Constancia, trabajo y muchas horas de estudio, según indicaba a encastillalamancha.es, son las claves para alcanzar tales resultados y cosechar un currículum escolar en el que también figura matrícula de honor en Bachillerato y un 8,5 de nota media en el grado de Bellas Artes que cursó en la Universidad Complutense de Madrid. Todo ello le sumará en su opción a concurrir al Premio Nacional de Enseñanzas Artísticas Profesionales.

«Terminé el ciclo de Ilustración en junio y ahora estoy buscando trabajo». Contaba que le gustaría poder dedicarse a la ilustración de cuentos -ya ha tenido la oportunidad de incluir sus dibujos en varias publicaciones de este tipo- pero reconoce que «es muy difícil y que siempre son trabajos temporales». Una vez que ha aterrizado en el complicado mundo laboral se ha dado cuenta de lo exigentes que son las ofertas: «además de ilustración también piden dibujo digital y otras especialidades como diseño gráfico, informática…»

Fiel a su manera de hacer las cosas, tiene en proyecto ampliar su formación, continuar con sus estudios de inglés para obtener el título B2 y presentarse a concursos. Paralelamente, con la idea de ser expuestos, está preparando una serie de cuadros hechos al óleo con una temática muy concreta y original: «los objetos basura». «Son lienzos en los que los protagonistas son latas vacías, bolsas arrugadas, virutas de lápices de colores… materiales que, una vez usados, acaban en el cubo de la basura pero que a mí me interesan mucho». Dentro de esta faceta creativa, tampoco descarta seguir creando e ilustrando sus propios cuentos.

Si bien durante el acto de entrega de los premios, el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, puso en valor la importancia de que estos estudiantes no se marchen de la comunidad, Fátima indicaba que, a su pesar, la realidad es bien diferente y que labrarse un futuro como ilustradora en la región es muy complicado ya que «todas las ofertas están en ciudades como Madrid o Barcelona». 

Además de a Fátima Díaz-Ropero, los Premios Extraordinarios de Enseñanzas Artísticas Profesinales también fueron entregados a Alberto Abengózar Calonge (piano), Vicente Martínez Martínez (clarinete), Ángel Antonio Ocaña Moraga (tuba), Carmen Lucila Rodríguez Carmona (contrabajo), Ana María Gómez Peinado (violoncello), Irene Barrios Álvarez (canto), Jorge Vela-Hurtado Sánchez (fagot), María Magdalena Sánchez Oliva (violín), Alicia Juárez Notario (danza clásica), Tamara Arenas Díaz (danza española), Cristina Parra Bascuñán (diseño industrial) y Patricia Mendieta León (diseño de interiores).

(Visited 251 times, 1 visits today)