lunes, 15 de julio de 2024
Dice que deben tener el permiso de la Junta 14/12/2016junio 6th, 2017

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, ha expresado hoy su desacuerdo con las nuevas adjudicaciones de contratos para el ATC de Villar de Cañas (Cuenca) y ha subrayado que, desde la ampliación de la protección del espacio natural en torno a la laguna de «El Hito», cualquier acción que se pretenda llevar a cabo debe contar con el permiso de la Consejería.

Así se ha pronunciado Martínez Arroyo a preguntas de los periodistas sobre la última adjudicación denunciada hoy por IU, a través de una nota de prensa, consistente en «un contrato de «servicios de ingeniería de detalle de la celda de descarga de elementos de combustible de la instalación nuclear del ATC» que suma más de dos millones de euros y ha sido adjudicado a la empresa Areva.


Martínez Arroyo ha recordado que la ampliación de la protección de este espacio natural fue aprobada recientemente por el Consejo de Gobierno y que esto se traduce en que «no se puede alterar el espacio físico» sin contar con la autorización de la autoridad ambiental, que es la Consejería.

En este punto ha señalado que entiende que la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos S.A. (Enresa) se va a poner en contacto con la Consejería para pedir este permiso.

Dicho esto, ha confiado en que el Gobierno regional desista del proyecto de ubicar el cementerio nuclear en Villar de Cañas, se ha mostrado convencido de que «lo desechará» y le ha emplazado a «buscar otras alternativas» para esta infraestructura en otro lugar, «porque este modelo energético no nos gusta en Castilla-La Mancha», ha aseverado.

(Visited 30 times, 1 visits today)