viernes, 1 de marzo de 2024
sanidad 24/09/2016junio 7th, 2017

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, cree que «hay animadversión centralizada hacia Castilla-La Mancha» y apunta que, «seguramente, la figura de Cospedal tiene mucho que ver», al tiempo que señala que «hay gente» del Gobierno central que «no está de acuerdo» con el recurso a las oposiciones.

Fernández Sanz se pronuncia así en una entrevista con la Agencia Efe en la que analiza el aviso que ha enviado el Ejecutivo de Mariano Rajoy al Gobierno castellanomanchego de recurrir las oposiciones para personal sanitario si no se reducen a la mitad las plazas ofertadas, al entender que no han hecho bien los cálculos de la tasa de reposición.


El consejero critica que el Gobierno central «no deja de tener presencia en todo» lo que Castilla-La Mancha «quiere caminar», una postura que, a su juicio, obedece a que «no han asumido que no están en el Gobierno» y que supone «atentar contra el derecho a los ciudadanos, en este caso, el derecho a la estabilización de empleo».

«Creo que no tiene muchas posibilidades de que prospere el recurso, de hecho, sé que hay gente del Gobierno que no está de acuerdo con esta medida que han tomado», desvela Fernández Sanz, quien añade, no obstante, que no sabe «nombres» porque, en ese caso, habría ido «directamente» a hablar con estas personas, aunque sí que «hay voces en contra de eso».

Con ello, rechaza el argumento del Gobierno de que no hay que tener en cuenta para calcular la tasa de reposición a aquellos trabajadores que se han marchado a otras comunidades autónomas por concurso de traslado y rebate que estos empleados «no van a volver, nunca vuelven, se han ido porque se quieren ir».

Preguntado por si piensa que el Ejecutivo central dará marcha atrás, el consejero responde: «No, creo que esperarán a que nosotros vayamos a la guerra y perderán esta guerra. No lo han hecho ni en educación, ni con las 35 horas, ni lo harán con esto».

No obstante, dice que, en el mes de plazo con el que cuentan, instarán al Ejecutivo de Mariano Rajoy a que no presente el recurso y, en caso contrario, irán a los tribunales y cree que van «a ganar».

Respecto a si puede peligrar la celebración de los exámenes en el mes de marzo, tal y como se calcula, Fernández Sanz piensa que las fechas no van a variar porque no cree que «anulen la convocatoria», si bien advierte de que si «el juzgado se pronuncia en contra, se paralizaría y eso sí lo retrasaría».

«Creo que con la simple denuncia no tenemos por qué parar la convocatoria, eso es lo que vamos a intentar», asevera y también rechaza las palabras del delegado del Gobierno, José Julián Gregorio, sobre que se había avisado hace tiempo a la Junta de que incumplía las leyes: «No existe ningún aviso oficial ni escrito ni registrado, nada».

Respecto a la suspensión cautelar por parte del Tribunal Constitucional (TC) de la reducción de la jornada laboral de los empleados públicos de la Junta tras otro recurso del Gobierno central, Fernández Sanz avanza que el alto tribunal tiene que pronunciarse sobre este asunto en torno al «5 ó 6 de octubre».

En este sentido, afirma que no saben «nada» sobre cuál será la postura del TC, si bien admite que lo que ocurra influirá en la contratación de los 160 profesionales sanitarios que aún no se han incorporado de los mil que prometió el Gobierno castellanomanchego este año.

«Estamos en 840, nos quedan 160 que no gustaría completar, pero va a depender también de las 35 horas», explica el consejero, quien destaca, al mismo tiempo, el resultado de las contrataciones en la rebaja de las listas de espera de los centros hospitalarios de la región.

Con ello, apunta el trabajo con los sindicatos para llegar a un acuerdo marco de recuperación de derechos y, preguntado por si admitirán que el solape de turno contabilice como jornada de trabajo, tal y como solicitan algunas centrales sindicales, Fernández Sanz dice que su postura sigue siendo contraria al mismo porque este tiempo de trabajo lo necesitan «para un montón de tareas que hacer en los hospitales».

De cara a los presupuestos de su Consejería para el próximo año, el titular del departamento desvela que se ha reunido en dos ocasiones con el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, para hacerle su propuesta -que «es secreta»- y, aunque aún no ha recibido respuesta, adelanta su deseo de subir algunas partidas.

«Sobre todo, en las relacionadas con la atención al paciente, estamos muy preocupados con el tema de vacunas, queremos que sea una realidad», apunta Fernández Sanz, quien también señala que necesitan «el doble de dinero que este año» para los programas de detección de cáncer de colon, ya que se incluirá al colectivo de entre 50 y 60 años.

Además, afirma que la detección precoz del cáncer de mama también «hay que consolidarlo», así como «el plan de renovación tecnológica que son casi 28 millones de euros».

(Visited 12 times, 1 visits today)