viernes, 1 de marzo de 2024
El alcalde ha visitado la zona 02/11/2016junio 7th, 2017

El Ayuntamiento de Seseña (Toledo) ha reclamado hoy al Gobierno de Castilla-La Mancha que comience a retirar las cenizas del vertedero de neumáticos incendiado en la parte que pertenece a la comunidad, una vez que ya ha empezado esta tarea en el terreno que corresponde a la Comunidad de Madrid.

El alcalde de Seseña, Carlos Velázquez, ha hecho esta petición durante su visita al cementerio de ruedas después de que el informe encargado por la Comunidad de Madrid sobre la toxicidad de las cenizas a las que quedaron reducidos los neumáticos acumulados en su parte del vertedero de Seseña haya concluido que se trata de un residuo no peligroso.


«La parte del vertedero que pertenece a Castilla-La Mancha es la que más preocupa a los vecinos porque es la más cercana a las viviendas de El Quiñon», ha aseverado el alcalde, según ha informado el Ayuntamiento de Seseña en nota de prensa.

El comienzo de la retira de las cenizas en la Comunidad de Madrid, ha afirmado Velázquez, es «una buena noticia para el Ayuntamiento y para todos los vecinos de Seseña, que desde el primer día han reclamado que la limpieza de los restos de la parcela se realizase con la máxima celeridad posible».

El alcalde también ha manifestado que «el Ayuntamiento va a solicitar por escrito a ambas comunidades que se facilite el informe sobre la composición de las cenizas para poder trasladar a los vecinos su contenido en el marco de la comisión social de coordinación sobre el incendio y sus consecuencias», en la que participan los colectivos sociales y administraciones implicadas.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Seseña ha informado de que «ya está trabajando para realizar un segundo estudio sobre la exposición a contaminantes emitidos en el incendio del vertedero de neumáticos, en el que se valore la evolución y la situación actual».

El primer estudio, realizado por el Centro de Tecnología Ambiental, Alimentaria y Toxicológica Universidad Rovira i Virgili, se presentó a la comisión social en el mes de julio y recomendaba realizar un nuevo estudio antes de que finalice el año 2016, para comprobar que los contaminantes se han degradado ya en su totalidad.

El primer estudio determina que en la urbanización El Quiñón se registró una elevada concentración de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPs), pero considera «difícil» que pueda generar cáncer a la población.

(Visited 12 times, 1 visits today)