fbpx
jueves, 29 de julio de 2021
Ilustración de Alba Imedio C. sobre violencia de género
La violencia machista, el mal que no para. Ilustración de Alba Imedio C.
Captadas con falsas promesas de trabajo - 23 diciembre 2018 - Madrid

La Guardia Civil y la Policía colombiana han desarticulado una organización criminal internacional dedicada a la trata de seres humanos que engañaba a mujeres vulnerables de ese país con falsas promesas de trabajo en España, donde eran obligadas a prostituirse en las provincias de Alicante y Albacete.

Según ha explicado el Ministerio del Interior, en esta operación han sido detenidas 7 personas -5 de nacionalidad colombiana, 1 cubana y otra española- como autores de delitos de trata de seres humanos con la finalidad de explotación sexual, organización criminal, blanqueo de capitales y contra el derecho de los trabajadores.

Captaban a sus víctimas en Colombia con falsas promesas de trabajo

Los arrestados captaban a sus víctimas en Colombia, en el departamento del Valle del Cauca, uno de los entornos de extrema necesidad, aprovechándose de su situación de vulnerabilidad y de su deseo y esperanza de tener una vida con más oportunidades para mejorar.

Una vez que aceptaban esa falsa propuesta de trabajo, les facilitaban el viaje, documentación y pasajes y, durante el trayecto, eran acompañadas por una “pasadora” hasta su destino final en España, abandonándolas en los lugares o domicilios donde debían ejercer la prostitución.

Identificadas 12 víctimas

Los agentes han identificado a 12 víctimas, mujeres que fueron captadas en Colombia y transportadas a España donde eran alojadas y prostituidas en burdeles y domicilios de las provincias de Alicante y Albacete.

La organización estaba perfectamente estructurada y cada miembro se ocupaba de un cometido concreto; los 3 detenidos en Colombia realizaban las tareas de captación y transporte, los 4 detenidos en España eran los encargados del alojamiento, control y custodia de las mujeres y los que las obligaban a ejercer la prostitución.

Una vez establecidas en los destinos finales, las mujeres eran instruidas para el ejercer la prostitución; si éstas se negaban eran encerradas en habitaciones con candados y rejas, además de quitarles la documentación para evitar su huida y eran sometidas a vigilancia en todo momento, explica la Guardia Civil.

La operación ha sido desarrollada conjuntamente entre la Guardia Civil, la Policía Nacional Colombiana y la Fiscalía General de la Nación.

(Visited 3 times, 1 visits today)