jueves, 23 de mayo de 2024
24/12/2014junio 8th, 2017

El joven de 29 años diagnosticado de esquizofrenia que mató anoche a sus padres, un hombre de 71 años y una mujer de 72, con un arma blanca en el domicilio familiar de la localidad toledana de La Guardia, ha ingresado en prisión con el cargo de asesinato y el agravante al producirse con familiares.

El suceso se produjo a las 22:56 horas de ayer en el domicilio familiar, situado en la calle San Marcos de la localidad toledana, y las víctimas son los padres del joven, un hombre de 71 años y una mujer de 72 años, según han informado a Efe fuentes del Servicio de Emergencias 112.


El parricidio fue dado a conocer por familiares de las víctimas, en concreto un sobrino del matrimonio, quien alertó las Fuerzas de Seguridad del doble homicidio, ha confirmado a Efe la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

El alcalde de La Guardia (Toledo), el socialista Francisco Javier Pasamontes, ha explicado que el joven esquizofrénico ya había amenazado con un cuchillo hace aproximadamente un año a sus progenitores, aunque entonces se pudo evitar la tragedia.

En declaraciones a Efe, ha explicado que «hace un año, más o menos, amenazó a sus padres con un cuchillo, pero la Policía sí pudo actuar, quizá porque no lo hizo tan decididamente como ahora y también porque los vecinos dieron la voz de alarma a tiempo».

El regidor de la localidad ubicada en la Mesa de Ocaña, a 54 kilómetros de Toledo, ha declarado que la esquizofrenia que sufría «desde hace un tiempo se le notaba más, era más evidente, y estaba como ausente», aunque ha admitido que «no era una persona agresiva, salvo algún brote aislado».

Fue, al parecer, un sobrino del matrimonio fallecido quien llamó al Servicio de Emergencias 112, ha aseverado Pasamontes, quien ha rememorado que conocía personalmente al joven parricida, ya que es dos años menor y coincidió con él en el colegio.

Ha comentado que la enfermedad produjo un notable cambio en el carácter del joven, que hasta entonces era «un chaval normal».

Además, y desde la máxima prudencia, por desconocer con exactitud el aspecto médico, ha comentado que se oía que seguía un tratamiento, pero que «a veces no quería tomar los medicamentos».

Sobre el padre fallecido ha precisado que no conocía bien su actividad pero que trabajó muchos años en un restaurante y también había estado de vigilante en un párking de camiones.

Francisco Javier Pasamontes ha reconocido que «el pueblo está doblemente conmocionado, por el suceso como tal y por el día que es» y que los actos programados esta tarde con motivo de la Nochebuena han sido suspendidos.

Por estos hechos, la Corporación municipal de La Guardia ha decidido decretar, en pleno extraordinario urgente celebrado esta mañana, «dos días de luto por las trágicas muertes de Domingo Rey y Juana Santiago y se han suspendido los actos programados» para hoy, Nochebuena, y mañana, Navidad.

 

(Visited 102 times, 1 visits today)