lunes, 30 de enero de 2023
Juicio en Albacete 07/11/2011junio 14th, 2017

La Audiencia Provincial de Albacete juzga hoy uno de los casos que más conmovió a la opinión pública castellano-manchega hace poco más de un año, el de una madre que abandonó a su bebé recién nacido en la calle, metido desnudo en una bolsa de basura con restos de comida. El niño sobrevivió y el fiscal pide 12 años de cárcel para la acusada.

La sección primera de la Audiencia Provincial de Albacete juzgará el martes, 8 de noviembre a M.C.S., acusada de abandonar a su bebé metido en una bolsa de basura en Albacete, y para quien el Ministerio Fiscal pide doce años de cárcel.


Así se recoge en el escrito del fiscal, al que ha tenido acceso Efe, y en el que se considera que los hechos son constitutivos de un delito de intento de asesinato.

También piden la prohibición de que la mujer se aproxime al menor y al lugar en el que resida en un radio de 500 metros, por un periodo de catorce años, y de comunicación con él por cualquier medio durante el mismo tiempo.

En el escrito se detalla que, a mediados de octubre de 2010, la procesada, de nacionalidad rumana, sin antecedentes penales y que ejercía la prostitución, residía con A.G.T., que la había acogido debido a su situación y su avanzado estado de gestación, ya que se encontraba en la recta final del embarazo.

Según el escrito, sobre las 20.00 horas del 13 de octubre de 2010 la mujer estaba sola en la casa donde residía y dio a luz a un niño, pero como «en modo alguno estaba interesada en hacerse cargo del bebé» y sin haber anudado el cordón umbilical, lo metió «totalmente desnudo en una bolsa de basura, con restos de comida».

Además, y siempre según el escrito del fiscal, la acusada escribió una nota en la que encomendaba a la persona que se encontrara al niño que lo llevara al hospital «o lo tirara a la basura», nota que confeccionó en una hoja de periódico y que metió en la misma bolsa, que después ató.

Después, y con la intención de deshacerse del niño que acaba de tener, bajó a la calle con la bolsa y se dirigió a un descampado que estaba a unos 500 metros de la vivienda, pero al ver que había una pareja en las inmediaciones desistió del propósito de abandonar al bebé en ese descampado y continuó andando.

Sin embargo, la pareja decidió seguir a la acusada, ya que escucharon el llanto de un bebé y sabían que la mujer estaba embarazada, por lo que sospecharon las intenciones de la mujer.

La procesada se percató de la cercanía de la pareja, por lo que se escondieron para no ser vistos, y en ese momento la acusada, creyendo que ya no la veía nadie, abandonó la bolsa con el bebé dentro en el portal número 36 de la calle Córdoba, «y ello pese a representarse como altamente probable que se produjera la muerte de su hijo, lo cual no tuvo lugar afortunadamente».

Y es que, instantes después, se dirigieron a dicho lugar la pareja que había visto el sospechoso proceder de la acusada, encontrando al bebé manchado de sangre, desnudo y muy frío, por lo que llamaron al 112, que trasladó al menor al Hospital con una hipotermia severa.

El escrito explica que la acusada sufre un trastorno del humor sin especificación, un trastorno disocial o antisocial de la personalidad, pero que estos no modifican sus facultades cognitivas, pues es capaz de comprender la ilicitud de los hechos cometidos y de dirigir su comportamiento conforme a dicha comprensión.

El menor fue declarado en situación legal de desamparo y la Delegación Provincial de la Consejería de Salud y Bienestar Social en Albacete asumió la tutela ex lege del mismo.

(Visited 30 times, 1 visits today)