viernes, 1 de marzo de 2024
Uno de los detenidos se ha podido apropiar de unos 20.000 palets 12/12/2016junio 6th, 2017

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo organizado por apropiación, estafa y fraude fiscal a partir de la venta de palets de madera, que ha permitido la detención de 7 personas de nacionalidad española y china que operaban en polígonos industriales de Ávila, Madrid y Toledo como una «industria semiclandestina de ‘paleteros'».

Según ha informado hoy en nota de prensa el Instituto Armado, uno de los detenidos se ha podido apropiar durante este año de unos 20.000 palets, cuya valoración ronda los 200.000 euros, mientras que las pérdidas por parte de una compañía en el conjunto de España pueden superar los 9.000.000 de euros.


La operación, desarrollada bajo el nombre de «Gengis Khan«, se ha ejecutado entre el 10 de junio y el 25 de noviembre por el grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ávila.

Los detenidos, cuyos datos de filiación no han sido facilitados, se apropiaban de gran parte de los palets, alquilándolos o vendiéndolos a terceros como si fuera mercancía propia.

Las investigaciones se iniciaron el 10 de junio tras la denuncia presentada por un responsable de una de las empresas del grupo POOL, tras detectar el posible almacenamiento fraudulento en la provincia de Ávila de miles de palets de su propiedad.

Tras las primeras pesquisas, los agentes detectaron en una nave del Polígono Industrial de Vicolozano, situado a poco más de 5 kilómetros de Ávila, un almacén de esta mercancía.

Esta circunstancia sirvió para continuar con las gestiones policiales, que llevaron a los investigadores a varias naves de los polígonos industriales de Getafe-Madrid, culminando con la detención de estas siete personas.

La actuación se centró en una empresa mayorista localizada en el Polígono Industrial «El Olivo», en de Getafe (Madrid), donde «se advirtió la presencia de otra serie de «paleteros y/o recicladores finales que, en lugar de reintegrar los palets, los cargaban en medios propios y los transportaban a sus naves».

Unas naves localizadas en las localidades madrileñas de Ciempozuelos y Leganés, así como en Seseña (Toledo) y en el Polígono Industrial de Vicolozano en Ávila.

Según la guardia Civil, se trataba de «una verdadera ‘industria’ semiclandestina de Paleteros, que comercializaba este producto por el sistema denominado «Pooling», consistente en alquilar los palets y contenedores a fabricantes y productores.

La guardia Civil sostiene que los detenidos se apropiaban de gran parte de los palets, para después alquilarlos o venderlos a terceros como si se tratara de mercancía propia.

De esta manera, se estima que sólo una de las compañías afectadas pueden haber tenido unas pérdidas que podrían alcanzar la cifra de 9.000.000 de euros a nivel nacional, mientras que uno solo de los autores ha podido apropiarse este año de una cantidad superior a los 20.000 palets, valorados en más de 200.000 euros.

La Guardia Civil realizó varias inspecciones en naves industriales de estas localidades de Madrid, Toledo y Ávila, siendo recuperados en primera instancia mas de 3.000 palets de la empresa «Chep», así como de otras cantidades de las marcas LPR o LOGIFRUIT, que también interpusieron denuncia.

(Visited 46 times, 1 visits today)