Nació 20 minutos antes de ser encontrado

Aparece una recién nacida abandonada, y viva, junto a un arroyo en Gálvez (Toledo)

Ha sido trasladada al Hospital Virgen de la Salud de la capital regional

Un bebé, una niña, ha aparecido esta misma mañana abandonado, y en buen estado de salud, en Gálvez (Toledo).

Un bebé, una niña, en aparente buen estado de salud, ha aparecido abandonada esta misma mañana junto a un arroyo en la población de Gálvez (Toledo), tal y como han anunciado fuentes del servicio de Urgencias 112 a encastillalamancha.es.

Ha sucedido minutos después de la una de la tarde, cuando el 112 ha recibido una llamada avisándoles del hallazgo, en un arroyo que se encuentra detrás de la calle Cruz Verde. De inmediato han acudido agentes de la Guardia Civil y el médico de Urgencias, trasladando a la niña primero al centro de salud de Gálvez y minutos más tarde al hospital Virgen de la Salud de Toledo para ser sometida a un reconocimiento médico.

ENCONTRADA 20 MINUTOS DESPUÉS DE NACER

La bebé ha sido encontrada en el mismo lugar de su nacimiento, que ha ocurrido unos 20 minutos antes, tal y como ha indicado el alcalde, Manuel Fernández, que ha afirmado que le han puesto de nombre María Dolores, como la patrona del pueblo.

En declaraciones a Efe, el regidor ha explicado que han sido unos chicos quienes, sobre las 13:10 horas, «han visto a algo llorar» en la ribera del arroyo -una zona de paso que conduce hacia el instituto y que «tiene algo de tránsito»- y «rápidamente han llamado a la Guardia Civil».

Según el relato del alcalde, una vez que los agentes han llegado al lugar indicado por los chicos, han encontrado a una bebé llorando y, al lado, «manchas de sangre y la placenta», por lo que ha sospechado que la madre ha dado a luz en el mismo sitio en el que ha aparecido la niña.

De hecho, ha calculado que la bebé había nacido «unos 15 o 20 minutos antes» de que los chicos la hayan encontrado, un hecho que le ha podido salvar la vida, pues «con el día que hace hoy, si se hubiera tardado media hora más, se podría haber muerto de frío».

Rápidamente, la Guardia Civil ha trasladado a la niña al centro de salud, donde el médico y las enfermeras han limpiado a la niña y le han realizado un primer chequeo de su estado, en el que se ha comprobado que la niña, que ha pesado 2,760 kilos y «lloraba mucho, como todos los bebés», «está perfectamente».

Sin embargo, ha sido trasladada al Hospital Virgen de la Salud de Toledo para corroborar que su estado de salud es bueno.

Fernández ha afirmado que la noticia «al principio» le ha entristecido, porque «teóricamente ha sido un abandono», si bien ha añadido que también es «una alegría» porque todo apunta a que la niña se encuentra en buen estado de salud.

El alcalde de Gálvez ha aseverado que, de momento, se desconoce quién puede ser la madre, pues ha explicado que los médicos del centro de salud «llevan controlados todos los embarazos del pueblo» y no se corresponde con ninguno.

Sin embargo, ha apuntado que «hoy es día de mercadillo y viene gente de fuera», por lo que ha abogado por esperar los resultados de la investigación que realice la Policía Judicial.

En cualquier caso, se ha mostrado preocupado por el estado de salud que pueda presentar la madre, «que puede tener una hemorragia» o cualquier otra complicación propia del parto.

Fernández ha destacado que como la niña ha nacido en Gálvez, entre el personal médico que ha atendido a la niña, los guardias civiles y él mismo han decidido ponerle de nombre María Dolores, que es la patrona del pueblo, y ha adelantado que el martes irá a verla al hospital, «para ver si necesita cualquier cosa».

Por su parte, fuentes de la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha han confirmado a Efe que, cuando ha sido encontrada, la bebé aún tenía el cordón umbilical y han añadido que han sido los agentes de la Guardia Civil quienes la han trasladado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

Las mismas fuentes han indicado que por el momento se desconocen más aspectos relacionados con los hechos, que están siendo investigados por la Guardia Civil.

Además, fuentes del Hospital Virgen de la Salud de Toledo han indicado a Efe que la bebé ha sido ingresada en el servicio de neonatos, está siendo valorada por los servicios médicos y se encuentra bien, aunque ha llegado «con un poco de frío».