Un hombre de 39 años

Casas lamentables, sueldos bajos… Detenido en Quintanar por engañar a trabajadores del campo

Reclutaba mediante engaño y a través de Internet, posibles trabajadores para el campo y después incumplía con las condiciones pactadas con ellos

Inspectores de trabajo y agentes de la Guardia Civil colaboran en la detección de posibles fraudes en las fincas agrícolas.

La Guardia Civil, junto con personal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, está realizando inspecciones en explotaciones agrícolas de la provincia de Toledo. Estos reconocimientos se realizan para prevenir la trata de seres humanos, explotación laboral y el fraude a la Seguridad Social.

En este mes de junio, la Guardia Civil, en contacto con las distintas Jefaturas Provinciales de Empleo, ha realizado dos inspecciones junto con personal del Área de Inspección de Trabajo en dos explotaciones agrícolas, una de ellas situada en los términos municipales de Quintanar de la Orden (Toledo) y Los Hinojosos (Cuenca); y otra en el de Las Ventas de San Julián (Toledo).

Viviendas sin condiciones de habitabilidad, no estaban dados de alta…

En la primera de estas inspecciones, la Guardia Civil identificó a 12 personas de distintas nacionalidades que se encontraban trabajando en la recolección del ajo y detuvo a un hombre de 39 años por un delito contra el derecho de los trabajadores.

La Guardia Civil comprobó que este hombre reclutaba mediante engaño y a través de Internet, posibles trabajadores para el campo y después incumplía con las condiciones pactadas con ellos. La vivienda que proporcionaba no reunía las condiciones mínimas de habitabilidad, la remuneración del trabajo realizado no era el acordado y no estaban dados de alta en la Seguridad Social.

En la explotación de Las Ventas de San Julián, todo correcto

Por el contrario, en la inspección realizada en el término municipal de Las Ventas de San Julián, la Guardia Civil identificó a 13 trabajadores de otra explotación de ajo, encargada y empleador, comprobando que todos estaban dados de alta en la Seguridad Social y que las condiciones de las viviendas que ocupaban reunían las condiciones mínimas exigibles.

En estas inspecciones han colaborado con los Inspectores de Trabajo, distintas Unidades de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de la zona de Quintanar de la Orden y de Oropesa, junto con el Equipo ROCA de Ocaña y de Cuenca, y Equipos de Policía Judicial de Villacañas y Talavera.

La Guardia Civil recomienda a los posibles trabajadores:

Investigar a fondo a quién ofrece el puesto de trabajo.

Tener cuidado con las falsas ofertas de empleo.

Pedir por escrito o email las condiciones de trabajo antes de firmar y leer siempre y con detenimiento el contrato.

Ser cuidadoso con los datos personales que se facilitan a través de las redes sociales y no pagar por gestiones que supuestamente no quieran hacer para agilizar los trámites de contratación.