Anuario ENCLM 2018 / Opinión

A 2018 no hubo humano que lo entendiera

Si nos retrotrayéramos al 1 de enero de 2018 y nos contaran lo que nos deparó el año casi nadie se lo creería. A la política le han dado la vuelta casi por completo, el fantasma de Puigdemont se apareció por un aeródromo perdido de Castilla-La Mancha, a Patrick Nogueira no se le fue la olla y ahora deberá encerrarse a solas durante décadas con su conciencia, descubrimos que existía un ciudadrealeño que se hace llamar Jordi el Niño Polla y que es un crack en las búsquedas porno por internet (por algo será, digo yo), y… Mejor sigan leyendo

Entre Emma y Nogueira nos jodieron bien el año, sí. A la primera, una borrasca que arrasó España de lado a lado, le dio por arrancar árboles, tejados y todo aquello que pilló a su paso en Castilla-La Mancha, molinos de viento incluidos con los que ni había podido el mismísimo Quijote; mientras al segundo… ¡Ay Patrick! Tres prisiones permanentes revisables te asegurarán que te puedas pudrir por dentro unas cuántas décadas en la cárcel después de las atrocidades hechas, en forma de cuatro asesinatos -dos menores de edad incluidos- en Pioz, la localidad guadalajareña que años después todavía no sale de su asombro. En 2018 se celebró el juicio y caso cerrado. Ni estaba loco ni se le fue la olla, lo hizo todo a conciencia y con su conciencia pagará.

En el terreno puramente político, que levante la mano (nadie lo hará) quien pudiera asegurar cuando comenzó el año que Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal formarían ya parte de la historia porque en el presente ni están ni se les espera. Uno detrás de otro fueron cayendo en un partido (me refiero al que se ha jugado este año en España, no al político) en el que como te descuidaras te hacían un sombrero a medida o una rabona de la vieja escuela y el balón ni lo veías.

En 2018 vimos el fantasma de Puigdemont, Cebolla se anegó, el Niño Polla nos asombró…

¿Quién le iba a decir al entonces secretario general de los populares en la región, Vicente Tirado, a estas alturas, casi en la prórroga, que tampoco él iba a ser el candidato del PP en Castilla-La Mancha que se enfrentara a Emiliano García-Page? ¿Y a Paco Núñez que sí? Pues eso. Que te das un poco la vuelta y el calcetín se te ha vuelto del revés.

A Page le ha salido al final una legislatura más calmada de lo que se podía esperar. Por el lado de Podemos siguen jugando su partido interno. Y en el PP bastante han tenido con tapar el agujero mediático que Villarejo le ha hecho a Cospedal. Por cierto, aún no la han nombrado presidenta de honor. ¿Es que ya no lo van a hacer? Apuesten a que…

Falta por saber el destino de Ciudadanos porque, esta vez sí, entrarán en las Cortes regionales con más de un diputado. Hay partido, ahora hay que saber entre quiénes se van a pasar mejor la pelota.

En Cebolla (Toledo) aún no salen de su asombro después de la riada que sorprendió a todos excepto a la naturaleza, tan sabia ella que es. Y es que cuando la calle principal es el cauce natural de un arroyo, pues puede terminar pasando lo que pasó. Vaya imágenes más dantescas que vimos.

Y del trasvase Tajo-Segura, ¿qué? La vida sigue igual, porque sí, la solución podrá estar a la vuelta de cualquier esquina, pero tras varias décadas esperando, qué quieren que les diga, que se siguen llevando el agua y que esto sigue siendo una tomadura de pelo de tres al cuarto. Sírvanse ustedes mismos, señores del Levante, que tienen las compuertas abiertas…

Por el aeródromo de Ocaña (Toledo) se apareció el espíritu de Puigdemont aquella tarde de domingo en la que un buen número de efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil fueron a esperar al fugado expresident porque todo hacía indicar que llegaba a España en un avión privado. Un despliegue de estos de película para al final bajarse del jet siete ciudadanos belgas que nada tenían que ver con el político catalán.

Sandra y Juanra, dos clásicos en este periódico, se nos acaban los halagos para ellos

Por cierto, que patidifuso me quedé cuando supe que hay un ciudadrealeño que se hace llamar Jordi el Niño Polla, por aquello de que en algunas películas el tamaño sí que importa, y que es el actor porno español más buscado en el mundo del sexo. ¡Pero este tío es un crack! De algo podemos presumir que vamos a la cabeza…

Para finalizar, dos clásicos en este periódico. La primera, Sándra Sánchez. Se nos han acabado los halagos para la karateca talaverana, la mejor de la historia en katas. Que se dice pronto. Como el segundo, su amigo Juan Ramón Amores, director general de Juventud y Deportes, enfermo de ELA, también campeón del mundo en demostrar que por supuesto que merece la pena luchar por seguir viviendo. Fue nuestro gran premio Excelente. Va por él.

Sigan siendo optimistas a pesar de todo, porque la vida puede seguir siendo maravillosa a poco que pongamos algo de nuestra parte. Como siempre digo, año tras año, salud hasta para mis peores enemigos. Y, por favor, tengan cuidado ahí fuera…

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es