fbpx
jueves, 1 de diciembre de 2022
Imagen de la rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida.
32.753 profesores - 06 septiembre 2022 - Castilla-La Mancha

El nuevo curso escolar 2022/2023 arranca este jueves con 399.055 alumnos en las aulas de Castilla-La Mancha, repartidos en 1.212 centros sostenidos con fondos públicos.

Un curso escolar marcado por la vuelta a la normalidad, pero en el que se produce un descenso de 4.000 alumnos respecto al curso anterior debido, sobre todo, a una bajada de escolares en el segundo ciclo de Infantil, y algo en Primaria.


Así lo ha señalado la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosana Rodríguez, quien ha presentado los retos de un curso escolar que comenzó el pasado 1 de septiembre para 32.753 profesores.

Una cifra que, según la consejera, a pesar del descenso del alumnado y la desaparición de los protocolos sanitarios mantiene el grueso contratado del pasado curso, ya que tan solo difiere en un 0,9% con respecto al curso 2021/2022.

La consejera considera que se inicia así un curso marcado por los nuevos retos educativos entre los que ha destacado la implantación de nueva ley de educación, la Lomloe, que comienza a aplicarse en los cursos impares de los centros.

Así como por la apuesta por la Formación Profesional, la inclusión educativa, la digitalización, la mejora de las infraestructuras, el ahorro energético en los centros y las mejoras en las condiciones laborales del profesorado de la región.

Un curso escolar con 2 leyes educativas

En este sentido, Rodríguez resalta que la región ha sido pionera en desarrollar la normativa de la nueva ley educativa y publicar los decretos curriculares, que los centros educativos tienen desde el pasado julio.

Dicha ley establece un nuevo tipo de bachillerato, el Bachillerato General, que según ha apuntado se va a ofertar en Castilla-La Mancha en 51 centros para que pueda estudiarse en todas las comarcas.

Además, ha anunciado que este miércoles el Diario Oficial de la región publicará la orden de diversificación educativa y a lo largo de septiembre el resto de disposiciones en relación a la evaluación de los alumnos.

Sobre la nueva manera de evaluar de la Lomloe, la consejera ha explicado que enfatiza las competencias y la evaluación continua pero ha afirmado que una de las «fortalezas» del sistema educativo de Castilla-La Mancha es la formación del profesorado.

Un curso que incluirá más de 3.600 acciones, 792 más que el pasado curso, para reforzar principalmente dos ámbitos: la nueva ley educativa y la formación en competencias digitales.

La apuesta por la digitalización y la Formación Profesional 

La digitalización será otro ámbito importante de este nuevo curso escolar: se repartirán más de 32.800 nuevos dispositivos con una inversión de 48 millones de euros,  se culminarán todos los planes digitales y se seguirá formando al profesorado en competencia digital.

También será importante la Formación Profesional, que contará con 979 ciclos formativos de Grado Básico, Medio y Superior y 28 cursos de Especialización. En total, se han establecido más de 53.000 plazas.

En esta área, igualmente se seguirá apostando por la FP Dual, por el desarrollo de los centros Integrados de FP, por los Programas Específicos, por las aulas de emprendimiento y las aulas tecnológicas, por la acreditación de competencias profesionales y por la Formación Profesional en modalidad bilingüe.

Estas últimas enseñanzas también serán punta de lanza del área de Plurilingüismo, como igualmente lo será la impartición de nuevas titulaciones de inglés en los centros de adultos de la región. 

Más inversiones en comedores, libros de textos e infraestructuras 

En este curso también se concederán 18.812 ayudas de comedor escolar destinadas a familias en situación económica desfavorecida, lo que supone un 10% más respecto al curso anterior, así como se han destinado más de 64.896 ayudas para uso de libros de texto, un 16% más. 

Además, se abrirán 17 comedores nuevos y 12 aulas matinales y se dará por finalizado el II Plan de Infraestructuras Educativas.

Gracias a esta estrategia en materia de obras, ejecutada en más de un 80 por ciento, los centros educativos de la región serán más eficientes y, por lo tanto, estarán listos para afrontar con alivio el previsible encarecimiento de la factura de las energías.

(Visited 196 times, 1 visits today)