viernes, 1 de marzo de 2024
Participa un grupo de investigación de la UCLM 17/12/2016junio 6th, 2017

Un grupo de científicos van a poner en marcha un proyecto de investigación para ver cómo utilizando tecnología se puede procesar la cuerna de ciervo en crecimiento para que pueda ser comercializada en el mercado chino, donde este producto está considerado como la base de su medicina tradicional.

El grupo de Biología de cérvidos del IREC-IDR de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y del Centro Tecnológico de la Carne (Ceteca) de Galicia se han unido en este proyecto, que se denomina Incyden y tiene por objeto apoyar a las empresas del sector de cría y procesado de carne y productor del ciervo en sus exportaciones.


La aportación del grupo de investigación del IREC-IDR, formado por los doctores Tomás Landete, Laureano Gallego, Andrés García y Martina Pérez, y en el que colaboran la empresa de carne de caza Dibe, de Toledo, y la granja Lagunes, de Ciudad Real, se centra en aportar la tecnología del procesado de la cuerna en crecimiento, que en España alcanza los 1.500-5.000 euros/kilo, y Ceteca se encarga de la mejora del procesado de la carne y de nuevos productos, en proyecto que cuenta con una financiación de 1,6 millones de euros.

El profesor Tomás Landete ha indicado que «no importa si crees en la medicina china-coreana o no, porque uno de sus tres pilares es el ciervo y la cuerna en crecimiento es su producto estrella».

Landete ha recordado que en las tiendas chinas este producto alcanza un precio entre los 1.500 y 5.000 euros/kilo, por la parte de mayor calidad, aunque a los productores se les paga de 200 a 600 euros.

El científico de la UCLM ha resaltado el que uno de los mejores centros tecnológicos del estudio de la carne de España y uno de los grupos de investigación en cuerna del mundo más destacado se hayan unido para trabajar en este proyecto que atisba «un gran potencial».

No en vano, ha apuntado, los principales productores, además de China, son Nueva Zelanda y la región de Altai en Rusia y no llegan a colmar la demanda que existe de este producto.

De hecho, «lejos de estar saturado este mercado, la producción mundial de 1.100 toneladas apenas daría para 1,5 millones de chinos, que tomaran los 2 gramos al día de un tratamiento preventivo, pero este tratamiento es más barato que fumar y en China hay 130 millones de personas con más de un millón de euros».

Por su parte, José Manuel Lorenzo, miembro de Ceteca, ha señalado que el proyecto analizará también cómo mejorar el procesado de la carne de caza, que ahora no se desangra de inmediato, tras dejar los cuerpos varias horas en el campo.

Ha incidido en la importancia de este proyecto para aplicar tecnologías que mejoren este procesado y creen nuevos productos, además de distinguir entre la calidad de la carne obtenida tras la caza, adecuada para guisos embutidos, de la de ciervo de granja de mejor calidad y para todo tipo de uso.

Este proceso podría contribuir a aumentar el precio de venta de la carne de ciervo, que en España ronda los 3 euros frente a los 8 euros o más que se pagan en Nueva Zelanda y los 20 euros que alcanzan en Alemania en venta directa.

España es el mayor exportador de carne de caza del mundo y segunda en exportación de carne de ciervo, donde cada año se sacrifican 225.000 ciervos y se venden su carne y sus cuernas.

Mientras, en Europa hay 280.000 cérvidos en granjas (gamos sobre todo), según estimaciones no actuales, y los más de 2.000 cotos privados de caza mayor vallados mantienen una población de 650.000 ciervos, a los que se unirían otro número no determinado que hay en zonas no valladas.

 

 

(Visited 198 times, 1 visits today)