fbpx
viernes, 28 de enero de 2022
Tareas de construcción de la macrogranja en Cañete (Cuenca). granja de cerdos
Tareas de construcción de la macrogranja en Cañete (Cuenca)
- 11 julio 2017

Tras la reunión que llevaron a cabo los vecinos afectados de varias localidades conquenses el pasado 5 de julio, se decidió la creación de esta plataforma que representará los intereses de quienes están en contra de la la «proliferación de las explotaciones industriales de porcino, será negativo para el empleo y el medio ambiente de localidades como Priego, Cañete, Torrejoncillo del Rey o Fuentes».

La «modesta plataforma» se pone al servicio de «los afectados por las macrogranjas», quienes «están a favor del desarrollo rural, y apoyan la ganadería extensiva y el desarrollo sostenible».


De momento participa gente de los cuatro pueblos anteriormente citados, además de miembros de Ecologistas en Acción-Cuenca». Se espera que se unan más miembros según vayan apareciendo nuevos proyectos y se están estableciendo lazos con plataformas similares en la provincia de Guadalajara.

Sobre las granjas de cerdos de ganadería intensiva, lo más preocupante «es la contaminación por nitratos de las aguas, los malos olores que generan los purines, el peligro de pérdida de empleo asociado al turismo cultural y de naturaleza, y en la hostelería».

La plataforma considera que la instalación de este tipo de granjas de cerdos destruye puestos de trabajo en otros sectores porque están muy «automatizadas».

El turismo en Cañete, «en riesgo»

En una de las localidades, Cañete, los turistas reclaman en maravillo entorno natural en el que se halla. Los malos olores que generan los porcinos pondría en riesgo el atractivo que supone el municipio para los visitantes. En la zona en la que están comenzando a realizar los trabajo de construcción de la granja es una zona con mucha riqueza paisajística y donde existe un yacimiento arqueológico por estudiar y con un itinerario a pie marcado».

14.000 gorrinos por 900 habitantes de Priego

La contaminación de las aguas es otro de los inconvenientes que tienen las granjas. En Priego, el último pueblo de La Alcarria antes de la Serranía conquense, ya existe una instalación con más de 2.000 porcinos, que ya genera malestar entre los vecinos por los malos olores. Ahora se pretende ampliar hasta los 7.200 cerdos y levantar otra nueva con 7.000.

Por ese motivo, el portavoz de «Stop macrogranjas, pueblo vivos» y afectado de la localidad, Carlos Gómez, ha asegurado en un comunicado que «Para una población de 900 habitantes que haya más de 14.000 cerdos, me parece una barbaridad ¿De dónde van a sacar el agua? ¿Donde van a tirar los purines si una parte importante del municipio es terreno montañoso? Según la normativa, necesitarían 491 hectáreas de terreno agrícola. Creo que se están priorizando intereses de grandes empresas por encima del interés público».

Piensan desde la plataforma que el problemas son las ayudas económicas que se dan desde la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural para la instalación de este tipo de ganadería, la intensiva. La subvención llega hasta el 65 por 100 de la inversión, con un máximo de 100.000 euros por cada puesto de trabajo creado. Además, si la explotación lleva asociada un expediente de incorporación de un joven agricultor a la ayuda anteriormente citada se unen 27.000 euros.

Por ello muestra su «indignación» a que se «apoye con el dinero de todos a las grandes empresas que están detrás de estos proyectos industriales». Explican que por contra la ganadería extensiva, «propia de nuestro territorio y sostenible, es abandonada a su suerte».

Primera «buena noticia»: para una granja en Torrejoncillo

En Torrejoncillo del Rey, los vecinos han logrado parar la granja de cerdos prevista en la misma parcela que la mina de «lapis specularis». Para la plataforma, esta «buena noticia, da fuerza y confianza para afrontar los próximos retos que se tiene por delante.

(Visited 24 times, 1 visits today)