jueves, 2 de febrero de 2023
guardia civil 06/02/2017junio 6th, 2017

Agentes de la Guardia Civil de Ciudad Real, en el marco de las operaciones «Coder» y «Volver» desarrolladas a nivel nacional, han detenido a dos personas e investigado a otras tres más como presuntas autoras de tres delitos de estafa cometida a través de internet en la provincia de Ciudad Real.

El grupo organizado que ha sido desarticulado, según han informado hoy en un comunicado la Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha, se dedicaba a obtener información de los estafados mediante una campaña de envío de correos electrónicos en los que suplantaban a entidades bancarias, de manera que con ellos podían realizar compras en diferentes comercios virtuales y utilizando portales de apuestas conseguían obtener dinero en efectivo.


Las investigaciones se iniciaron en septiembre de 2015, por el Equipo de Investigación Tecnológica (Edite) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ciudad Real, tras tener conocimiento de varias denuncias interpuestas en los Puestos de la Guardia Civil de Porzuna, Malagón y Almagro, en las que alertaban de que personas desconocidas, haciendo un uso fraudulento de sus tarjetas bancarias, habían realizado compras en diferentes comercios a través de internet.

Las primeras pesquisas permitieron identificar y localizar los comercios en los que se habían realizado las compras y se comprobó que se trataba de conocidos portales web dedicados a la venta de diferentes productos, a la contratación de paquetes vacacionales, recargas de telefonía móvil y a las apuestas deportivas.

También se pudo identificar los productos comprados y los domicilios donde habían sido entregados, así como las identidades de las personas que supuestamente habían realizado las compras.

Con todos estos datos, se investigaron los domicilios en los que se entregaban los productos y sobre los datos facilitados por los compradores y se pudo verificar que las compras eran recogidas en la puerta de un domicilio sin llegar a acceder al mismo y, además, se daba la circunstancia de que los que sus moradores no se correspondían con las personas que recogían los productos comprados.

Además con los datos personales sustraídos, conseguían realizar registros para apuestas on line.

Tras conocer que los productos comprados eran entregados en Zaragoza, y gracias a la colaboración de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza, se descartó de las investigaciones a los moradores de las viviendas que utilizaban para la entrega, al tiempo que se obtuvieron las identidades de las personas que recibían los productos comprados como resultado de la colaboración con la empresa de paquetería.

Con estos datos y con las solicitudes de colaboración con la Policía de Rumanía a través de Europol para que identificaran las identidades, se descubrió que las mismas pertenecían a personas ya fallecidas o que directamente no existían.

Posteriormente, y en colaboración con el portal de apuestas utilizado por los autores, se obtuvieron las cuentas de apuestas que se habían empleado para la extracción de dinero de forma fraudulenta, ubicadas en la provincia de Madrid.

Con todo ello, y tras el análisis de diversos medios tecnológicos, se consiguió localizar a la persona que realizaba dichas apuestas y las compras en Castellón.

En el desarrollo de la investigación, se logró identificar no solo identificar a esta persona, si no a todos los participantes en el entramado delictivo que se investigaba.

Las investigaciones practicadas han sido trasladadas a los juzgados de Instrucción número uno y número tres de Ciudad Real y al Juzgado de Instrucción de Almagro (Ciudad Real).

(Visited 14 times, 1 visits today)