fbpx
lunes, 26 de febrero de 2024
física Rocío del Cerro, madre de Fernando Fernández del Cerro, recogiendo el premio "Viva la ciencia" otorgado a su hijo.
Rocío del Cerro, madre de Fernando Fernández del Cerro, recogiendo el premio "Viva la ciencia" otorgado a su hijo.
Premio "Viva la Ciencia" 04/08/2019junio 19th, 2021 - Toledo

Esta no es la típica historia en la que nos basamos en los patrones cronológicos a los que estamos acostumbrados. En esta ocasión, consideraremos al tiempo como un juego, como algo volátil y frágil, como algo alternativo y pasajero que en honor a Fernando Fernández y a su don en las ciencias, narraremos su historia a partir de su un axioma que todos conocemos: «El orden de los factores no altera al producto».


Fernando Fernández del Cerro tiene 18 años, posee la cualidad de tener la juventud, la madurez y la inteligencia que el mismo quiera. Dotado con el don de las ciencias, Fernando fue galardonado con el premio «Viva la Ciencia» por encastillalamancha.es, tras conseguir la medalla de oro en la XXX Olimpiada Nacional de Física, aunque no pudo acudir personalmente a la entrega de premios porque estaba en una concienzuda preparación para la Olimpiada Internacional, y lo recogió su madre, Rocío del Cerro que comentó que su hijo, «siempre metido en la física cuántica» y cosas así, se había alegrado del premio no solo porque era para él sino porque nos acordábamos de la ciencia. El premio fue patrocinado por Prodicom y entregado por su responsable y por Sara Martín, secretaria técnica de Eventos de ENCLM.

Fernández ha conseguido posicionar todas las cartas a su favor para tener un futuro prometedor, quizás uno de los mejores con su edad. Como era obvio, ha elegido estudiar Física en la Universidad Autónoma de Madrid.

[ze_gallery_info id=»329748″ ]

Todos creen que el azar es la suerte de las cartas, pocos creen en la habilidad, en la constancia y en la práctica. Lo que para unos es suerte, para otros es éxito asegurado. Pues bien, para aquellos que piensan que el triunfo conseguido por Fernando es solo casualidad y fruto de su don, no conocen su nivel de concentración, sus horas infinitas de esfuerzo y sacrificios.

Confiesa que a los 15 años se da cuenta de que es mejor en las asignaturas de ciencia que el resto de sus compañeros, y que ayudado y animado por su profesora Inmaculada Díaz decidió participar en las Olimpiadas Nacionales de Física y Matemáticas durante sus dos años de bachillerato.

Primera experiencia en las Olimpiadas de Física

En su primera participación considera humildemente que no lo hizo bien al no estar del todo preparado, pues “hay comunidades como son la valenciana, la madrileña y la catalana que preparan a sus alumnos con clases extras los fines de semana”.

Esa fue la motivación de Fernando, saber que con un poco más de esfuerzo y concentración podría alzarse con la medalla de oro. Considerando este camino como una carrera de dos años, sin pensar que su primera participación fue una derrota, sino una lección más aprendida, el protagonista de nuestra historia consiguió no sin esfuerzo y falta de dedicación, que el paso del tiempo se convirtiera en una valor absoluto, en un añadido que incrementó la ecuación del éxito.

Lo que en muchas ocasiones no termina con un final feliz, la historia de Fernando o, mejor dicho, su “problema” termina con la solución correcta, con el premio de la excelencia, el que está destinado a unos pocos privilegiados, finaliza con la medalla de oro en la XXX Olimpiada Nacional de Física y la medalla de bronce en la disciplina de Matemáticas.

Consigue diferenciar la exigencia a la que debes enfrentarte dentro de unas olimpiadas, con la dificultad que les puede suponer a muchos de sus compañeros esta asignatura. Reconoce un plus más de esfuerzo en esta temática, a la que se prepara a través de ejercicios prácticos realizados desde su escritorio, y no desde ninguna academia.

[ze_image id=»329562″ caption=»Rocío del Cerro, madre de Fernando, junto con los patrocinadores del premio, Prodicom, y la fotógrafa de ENCLM, Sara M. Trevejo.» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/07/Premios_Excelentes_201920190618268.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

Una medalla esperada

Explica con cierta picardía (la que se tiene al sentirse joven e inteligente) que cuando se enteró que había sido premiado con la medalla de oro se sintió feliz, pero que al mismo tiempo se la esperaba, pues en todo momento había tenido buenas sensaciones y había confiado durante toda la competición en todo este trayecto, en este largo camino de dos años que había recorrido para ser el mejor estudiante de Física del país.

Con el paso de los minutos, la conversación con encastillalamancha.es se vuelve más fluida e íntima. Ser uno de los campeones de España en Física le dio el pase para competir en la L Olimpiada Internacional de Física celebradas en Israel, Fernando se sincera y considera que “en esta ocasión la dificultad fue mayor debido los cincuenta años que cumplía la competición”.

No muestra tapujos al considerar que el resultado de España y el suyo fue “malo”. Compara el resultado obtenido en esta edición con el del año pasado, al conseguir dos oros, un bronce y una mención de honor. Aunque con el paso del tiempo reconoce la gran dificultad a la que se enfrentaron, así como a los grandes rivales a los que se enfrentaron como Chica, Corea del Sur, Estados Unidos y Rusia.

Esta ha sido la historia de Fernando, el relato de cómo un joven toledano consiguió la medalla de oro en Física, consiguió competir contra los mejores del mundo y que tras su hazaña ha ayudado a visibilizar el mundo de las ciencias. Fernando, por todo esto eres un excelente.

Noticias relacionadas

Excelentes 2019: El trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil en defensa de los más vulnerables

Excelentes 2019: Lara de Mesa, sabiduría y humildad en una gran ejecutiva que quiere mejorar el mundo

Excelentes 2019: Unidad de Fisioterapia Infantil, cuando la mayor recompensa es la sonrisa de un niño

Excelentes 2019: los hermanos Aznárez y la muestra de que ninguna barrera es infranqueable

Excelentes 2019: Carmen Fernández, una vida ayudando a escapar de las garras de la violencia de género

Excelentes 2019: Bodegas Yuntero, 65 años haciendo de la unión la mejor manera de hacer vino.

Excelentes 2019: De Castro, un legado de investigación sobre el clima: “Habrá impacto en la ecología, la agricultura, la salud…”.

Excelentes 2019: “Virgen de la Salud” de Toledo, un hospital a la vanguardia en Neurocirugía.

Excelentes 2019: Rafael Canogar, pintor, escultor y toledano comprometido con su tierra.

Excelentes 2019: Javier Ulises Illán, la excelencia al servicio de la creación musical.

Excelentes 2019: La máquina del tiempo, así ha sido la vida de Cipriano González.

Excelentes 2019: Juan López: “Nunca pensaba en campeonatos, sí en salir con algún grupo sintiéndome bien”.

Excelentes 2019: La historia de solidaridad de Gutiérrez y Cifuentes que casi les cuesta la vida.

ENCLM hizo entrega de sus II Premios Excelentes a los protagonistas de 17 historias de solidaridad y superación.

Todas las fotos de la Gala de los II Premios “Excelentes 2019”.

Un video de cinco minutos con el que rememorar la magia de los “II Premios Excelentes 2019”.

(Visited 231 times, 1 visits today)