martes, 2 de marzo de 2021
Los interiores de los bares en Toledo permanecerán cerrados hasta, al menos, el próximo 15 de noviembre, mientras esté en nivel 3.
El toque de queda se podría ampliar a las 12 de la noche en CLM, lo que afectaría al cierre de los bares y restaurantes. Foto - Rebeca Arango
Los que están en nivel 2 - 23 febrero 2021 - Toledo

La mayor parte de la hostelería de Castilla-La Mancha no tiene por qué cerrar a las 21 horas, ya que una amplia mayoría de los municipios se encuentran en nivel 2, lo que les permite hacerlo justo cuando finaliza el toque de queda, que es a las 22 horas, tal y como ha confirmado hoy la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández.

Los clientes deben utilizar el sentido común

Eso sí, los clientes deben utilizar el sentido común y marcharse de los locales con tiempo suficiente para estar en sus domicilios, tope, a las 22 horas.

Mientras que los trabajadores de los locales deberán llevar, en el caso de que cierren a las 22 horas, su correspondiente justificante de trabajo para que si la Policía Nacional o Local se lo requieran puedan demostrar que vienen de trabajar.

Recuerden que el toque de queda es el mismo para toda Castilla-La Mancha, desde las 22 hasta las 7 horas. Y que en aquellos 11 municipios que todavía están en nivel 3 la hostelería ha de cerrar, de forma obligatoria, a las 21 horas.

11 municipios de Castilla-La Mancha siguen en medidas sanitarias Nivel 3

Pero no ocurre lo mismo con el resto de las localidades de la región, ya que al estar en nivel 2 se les permite abrir hasta las 22 horas.

“No tienen por qué decir a los clientes que se vayan a las 21 horas”

Blanca Fernández ha precisado que, efectivamente, “la hostelería, en este caso, no tiene por qué cerrar su local ni decirle a la clientela que se vayan a las nueve de la noche, pueden apurar un poco más, ya está el sentido común para saber cada uno cuándo tarda en volver a su casa, pero no tienen la obligación de cerrar su local una hora antes del toque de queda”.