jueves, 18 de julio de 2024
03/12/2015junio 7th, 2017

Dos millones de servilletas con un mensaje en contra de la violencia de género se distribuirán, desde el próximo miércoles, 9 de diciembre, y hasta después de Reyes, en 270 bares de la región, para sensibilizar contra esta lacra a los usuarios de estos establecimientos, en unas fechas en las que, según las estadísticas, aumentan los casos de maltrato.

Así lo ha resaltado la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, durante la presentación de esta campaña de concienciación que lleva como título «Tu implicación es imprescindible, no es papel mojado», junto al presidente de la Federación Regional de la Hostelería, Alfonso Silva.


La directora del Instituto de la Mujer ha explicado que esta campaña se enmarca dentro del convenio de colaboración firmado hace un mes con la Federación de Hostelería para incorporar a este sector tan importante en la región a la lucha contra la violencia machista y a favor de la igualdad entre mujeres y hombres.

Desde el próximo miércoles y hasta pasada la festividad de Reyes, se repartirán dos millones de servilletas con un mensaje en contra de la violencia machista, coincidiendo con unas fechas en las que es presumible que aumenten estos casos.

En este sentido ha subrayado que hay estudios de distintas universidades que demuestran que, en los períodos de vacaciones, incluidas las fiestas de Navidad, suelen aumentar los casos de violencia machista y también las agresiones sexuales.

Por tanto, ha remarcado Martínez, «poder dirigirnos a un gran sector de la población a través de los establecimientos públicos de hostelería, que van a ser muy frecuentados durante las fechas navideñas, va a propiciar que esta campaña de sensibilización y prevención sea exitosa».

Por su parte, el presidente regional de los hosteleros ha destacado la «satisfactoria respuesta» del sector a esta campaña, a la que se han sumado 270 establecimientos de las cinco provincias de la región y siguen llegando solicitudes, que no van poder ser atendidas al llegar fuera de plazo «por las dificultades logísticas» que implica el reparto y llegada de servilletas.

Tras pedir disculpas a esos establecimientos «que queriendo participar, no han podido», Silva se ha mostrado convencido de que habrá más ocasiones para colaborar con el Instituto de la Mujer en esta u otras campañas que lleve a cabo, dado que «la hostelería es un buen engranaje de transmisión de este tipo de mensajes».

Y lo ha justificado en que, por los establecimientos hosteleros, «pasan un montón de personas y más en estas fiestas navideñas», entre ellos «los propios maltratadores». Ha recalcado, que gracias a estos mensajes contra la violencia machista a través de los carteles y servilletas, «notarán el aliento en la nuca de la sociedad de que estamos pendientes y no aceptamos este tipo de comportamientos».

(Visited 37 times, 1 visits today)