fbpx
jueves, 29 de julio de 2021
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en la inauguración del Centro de Recepción de Visitantes.
Emiliano García-Page.
Durante su visita a Munera (Albacete) - 24 marzo 2021

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha apelado al cumplimiento de las medidas ya aprobadas para Semana Santa para evitar el incremento de los contagios, y no así a incrementarlas. Asegura que el Ministerio del Interior va a hacer “un esfuerzo extraordinario” para controlar las restricciones.

“No puede ser que el esfuerzo del 99 por 100 no se logre por el incumplimiento de una minoría, sea española o francesa”, ha expresado en su visita a Munera (Albacete), donde ha inaugurado un Centro de Recepción de Turistas, temática donde ha asegurado que en Castilla-La Mancha no se quiere el “turismo de borrachera”, ya que este turismo “de usar y tirar” solo puede afectar a la imagen de la región “negativamente”.

Para que circule la economía no lo tiene que hacer el virus

La apuesta es por el “turismo sostenible, que deja más dinero”, ha asegurado el presidente, quien ha puesto en valor la enorme transformación que ha experimentado este sector en las últimas décadas, donde además de por el patrimonio, el turismo rural ha sido una de sus piedras angulares, con una red de casas rurales que se ha multiplicado exponencialmente ese periodo.

“La inversión del negocio del turismo está en un esfuerzo constante”, ha insistido Page, quien también ha valorado cómo la transmisión del virus afecta gravemente a la economía.

“Para que circule la economía es importante que no circule el virus”, ha subrayado, por lo que ha pedido seguir alerta para impedir los contagios. “Empezamos a ver la luz al túnel y no podemos bajar la guardia para quedarnos dentro del túnel”.

Castilla-La Mancha dobla el Plan de Empleo: 102 millones para 15.000 puestos de trabajo

 

“No se puede marear a la gente”

Además, ha defendido las restricciones conjuntas que se adoptaron hace dos semanas para controlar los contagios en Semana Santa, entre las que están el toque de queda a las 23 horas, los cierres perimetrales de las comunidades autónomas y las limitaciones de reuniones a 4 personas en interiores.

“Sean buenas o malas las decisiones, si las tomamos entre todos, es mucho mejor. No se puede marear a la gente, que ha hecho sus planes y está cumpliendo muy bien”, ha subrayado.

(Visited 46 times, 1 visits today)