fbpx
sábado, 1 de octubre de 2022
carta-rosa
Una de las cartas que Rosa envió a Gregorio. Archivo Histórico Provincial de Toledo.
Una historia epistolar - 17 febrero 2022 - Toledo

Gregorio, un toledano de la capital regional y Rosa, escalonera y más joven. Ambos protagonizan una historia en la que sobrevuelan las cartas, el amor y una guerra que hizo que se perdiera el hilo que los unía. Las cartas que ha recuperado el Archivo Histórico Provincial de Toledo datan de entre el 10 de marzo y el 4 de abril de 1936. Son seis cartas mecanografiadas y escritas por Gregorio excepto la última, manuscrita y de Rosa.

«Apreciable Gregorio, me perdonarás que no te haya escrito»

Gregorio narra en sus cartas algunos detalles de su vida. Era toledano, nacido en 1915, de familia humilde cuya pretensión es que fuera sacerdote, para eso le enviaron al Colegio de Infantes, entonces en el casco histórico de Toledo. Al joven toledano pronto se le torció la vida en el seminario, tal y como le cuenta a Rosa en una carta: «Las cosas que conmigo habían hecho en el Seminario».


Al mismo tiempo, de la vida de Rosa no se guardan tantos recuerdos. El archivo toledano ha podido conocer que ella, natural de Escalona, tenía relación con Nombela y que su hermana Amelia vivía en Toledo. «Apreciable Gregorio, me perdonarás que no te haya escrito», reza una de las cartas que le dedica Rosa a su amado.

Gregorio: «Estimada Rosita»

Una de la correspondencia que envía Gregorio comienza con su «Estimada Rosita», para después pasar a contarle las vicisitudes de su pensamiento: que la “legislación social beneficiosa al obrero y al pequeño propietario…, libertad de ideas políticas y religiosas… [e] impulso a la enseñanza”.

carta-estimada-rosita

Carta de Gregorio a Rosa. Archivo Histórico de Toledo.

Nada más abandonar el seminario, el joven amante toledano se enroló como agente de seguros mientas que intentaba sacarse el bachillerato por libre. Sus inquietudes políticas le llevan a enrolarse en organizaciones juveniles de izquierdas, en 1935 se une a Izquierda Republicana. Al año siguiente consigue ascender hasta el cargo de secretario de Organización juvenil de su partido. Es por esta época cuando conoce a Rosa.

«Estás guapísima como estabas»

carnet-identidad-gregorio

Carnet de identidad de Gregorio. Archivo Histórico Provincial de Toledo.

Las siguientes cartas que se dedican siguen reflejando el ambiente de la época, plagado de tensiones políticas porque no mucho después, estallaría la guerra que los separó. Gregorio sigue con su ideario político, pero ya van apareciendo las primeras palabras de amor. Hay una en la que le riñe porque la moda no es lo más importante. “Eso de no comer para estar a la moda es un poco de niña cursi, tú come y déjate de ponerte a la moda. Para mí, que es para quien únicamente te debe interesar ponerte a la moda, estás guapísima como estabas y no tienes que preocuparte de perder o ganar quilos”.

El tiempo de felicidad, los chismorreos que se empezaban a contar en su correspondencia, duran poco. En julio se sublevan los golpistas y comienza la Guerra Civil española y, posiblemente, Gregorio fuese movilizado al frente y le perdemos la pista, hasta que se puede datar su detención en abril de 1939. Aquí se acaba lo que los hechos nos dicen de Rosa y de Gregorio, de sus cartas, que son el reflejo de una España en blanco y negro poco antes de una guerra que, más allá de la sangre, amputó las esperanzas.

En el expediente, Gregorio aparece que está casado. No sabemos más. La esperanza nos dice que ojalá fuese Rosa su esposa. Y no hay más esperanza, ni más memoria, que recuperar el amor que Rosa y Gregorio, Gregorio y Rosa, se dedicaron en sus cartas.

El Archivo Histórico Provincial de Toledo ha compartido esta historia en esta publicación.

(Visited 316 times, 1 visits today)