fbpx
miércoles, 19 de junio de 2024
Detalle de la Suspensión del Santo Entierro en Toledo
Viernes Santo. Santo Entierro. Foto - Rebeca Arango
Una decepción esperada - 31 marzo 2018 - Toledo

Por más esperado, la tristeza no fue menor. La procesión grande del Viernes Santo toledano, la del Santo Entierro, fue suspendida por la lluvia, que llegó puntualmente, asomando poco más allá de las siete de la tarde, lo justo para suspender las procesiones.


Así, todas las marchas procesionales que debían salir de las iglesias  del Salvador, Santa Leocadia y Santa Justa y Rufina no lo pudieron hacer al final. Solo ese día la lluvia quiso amargar la Semana Santa toledana.

[ze_summary text=»Los cofrades esperaron en vano unos minutos a ver si escampaba»]Los cofrades esperaron en vano unos minutos a ver si escampaba[/ze_summary]Los cofrades, puestos en contacto, aguardaron unos minutos a ver si escampaba. Pero no ocurrió. En Santa Justa y Rufina, donde se citó la Corporación Municipal, llegaron a salir los penitentes, pero a los pocos pasos tuvieron que regresar. La decepción quizá se vio mitigada por el hecho de que la lluvia, dadas las previsiones, se daba por segura.

[ze_gallery_info id=»235093″ ]

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, llevó a cabo un acto litúrgico en Santa Justa y Rufina. También las otras dos iglesias acogieron sendos actos dada la imposibilidad de salir a la calle a procesionar.

Lo que debía haber sido y no fue…

El Saneo Entierro debería haber empezado a las 19:30 horas con dos procesiones, la del Cristo de la Fe y la Virgen del Rosario desde la iglesia del Salvador y la del Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Caridad desde la iglesia de Santa Leocadia.

Media hora después de la salida de estas dos cofradías, estaba previsto el inicio de la procesión más numerosa, desde la iglesia de Santa Justa y Rufina, en cuanto al número de pasos: el Cristo del Descendimiento, la Virgen María Inmaculada en su Mayor Angustia y Piedad, el Santo Sepulcro y la Virgen de la Soledad, acompañados por el Lignum Crucis.

Todas las procesiones debían confluir en las Cuatro Calles, y, tras procesionar conjuntamente por las calles Hombre de Palo y Comercio hasta llegar a la Plaza de Zocodover antes de regresar a sus puntos de partida, dar por concluido el esplendoroso Santo Entierro toledano. Pero la lluvia dio al traste con tanta ilusión.

Merece la pena recordar…

(Vea aquí la madrugada del Jueves Santo Toledano).

(El Miércoles Santo en Toledo).

(Las fotos del Miserere del Cristo Redentor).

(Las fotos del Jueves Santo toledano).

(Visited 60 times, 1 visits today)