fbpx
martes, 6 de diciembre de 2022
Concentración de taxistas en Toledo.
Concentración de taxistas en Toledo.
Secundan las protestas en varias ciudades - 29 junio 2017 - Toledo

Medio centenar de taxistas toledanos han acudido a las puertas de la Consejería de Fomento de la Junta para manifestarse contra las nuevas plataformas de transporte en las ciudades: Uber y Cabify. Tras meses de polémica por esta nueva competencia a la que se enfrentan, la Asociación Local del Taxi de Toledo ha secundado la protesta convocada a nivel nacional, para exigir próximas actuaciones al gobierno regional.

Las reivindicaciones de este colectivo se centran ahora en exigir la proporcionalidad legal en el ratio de una licencia para estas nuevas plataformas (que operan con Vehículos Turismo con Conductor -VTC-) por cada 30 licencias de taxi. Se habla, también, de competencia desleal dentro de este conflicto que continúa y que vislumbra un largo debate entre el uso de plataformas que se definen como «economía colaborativa» y los tradicionales taxis que operan en las ciudades desde hace décadas.


[ze_image id=»187246″ caption=»Concentración de taxistas ante la Consejería de Fomento» type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/06/taxi2.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

«Nos están quitando el trabajo»

Miguel Ángel Ortega, uno de los trabajadores toledanos afectados por esta nueva tendencia, ha contestado las preguntas de encastillalamancha.es para relatar la situación que también se ha generado tanto en la capital castellano-manchega como en otras zonas. Tanto él como sus compañeros manifiestan su deseo de que este conflicto llegue a su fin y que se cumpla la legalidad. Piden que la Junta actúe y que no se trate de manera preferente a estas nuevas plataformas, y además instan a que las hojas de ruta de estos vehículos de alquiler con conductor sean rellenadas, algo que no se está llevando a cabo.

Consideran que estas plataformas vienen a la capital a vender sus servicios para crear una situación de competencia que es «desleal». «Las administraciones están a la espera de que actúe el Gobierno central», señala el taxista y pide «que se respete el ratio de 1 VTC por cada 30 licencias que no se está cumpliendo». «Recogen a quien quieren y van donde quieren», critica Ortega, por lo que es necesario que se aclare la situación actual.

El ejecutivo regional, según el Ministerio de Fomento, tiene las competencias necesarias para acometer una regulación en el sector. Hoy, además, las licencias de VTC pueden ser vendidas o arrendadas dos años después de su obtención.  Hace tan solo unas semanas, la consejera de Fomento Tita García Elez manifestó que el gobierno regional se había puesto manos a la obra para asegurar el trabajo de los taxistas, para lo cual ya han elaborado un borrador.

La situación para los taxistas sigue «complicada» y creen que los agentes de seguridad en las ciudades también deberían incidir en el cumplimiento de la ley, mediante la revisión de las hojas de ruta y la identificación adecuada.

(Visited 35 times, 1 visits today)