fbpx
jueves, 26 de mayo de 2022
Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, ha anunciado el fichaje de dos expertos urbanistas para que actúen en dos de los proyectos más importantes de Toledo para el presente y el futuro de la ciudad.
Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, en una imagen de archivo. Foto - Rebeca Arango
Joan Busquets y José María Ezquiaga - 30 diciembre 2019 - Toledo

Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, ha anunciado que ha fichado a dos expertos, «prestigiosos y reconocidos en el sector», para la realización de dos de los proyectos urbanísticos más importantes de la capital regional para los próximos años: el arquitecto y urbanista Joan Busquets y al Premio Nacional de Urbanismo José María Ezquiaga.

Así lo ha afirmado durante la rueda de prensa en la que ha hecho balance de lo que ha sido 2019.


 

Joan Busquets y José María Ezquiaga

Busquets trabajará en el Plan Especial de Vega Baja con la redacción del «Análisis de la situación de la zona de Vega Baja y su entorno y su relación con el casco histórico de Toledo».

Por su parte, Ezquiaga llevará a cabo el «Análisis de la situación de la ciudad de Toledo y bases para la formulación del Plan de Ordenación de Toledo», informe que está previsto que esté concluido «en tres o cuatro meses y que será clave para la redacción definitiva del nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM) que necesita la ciudad», como ha asegurado la propia alcaldesa.

El Plan Especial para Vega Baja «comprenderá también el Circo Romano, que hará compatible la preservación de los restos arqueológicos con el desarrollo de la ciudad». Un planeamiento que Tolón ha definido como «muy escrupuloso y sensible para dar unidad y protección a toda la zona» que se incorporará al nuevo POM en el que se trabaja en la actualidad.

[ze_image id=»358067″ caption=»» type=»break_limited» src=»https://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2019/12/Milagros_Tolon_3_.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

2019, «un año especial marcado porque los vecinos apoyaron nuestro modelo de ciudad»

Mientras, en su balance de 2019 la alcaldesa de Toledo ha destacado que ha sido «un año especial marcado por el ritmo electoral. Los vecinos y las vecinas de la ciudad expresaron su opinión en las urnas y el 26 de mayo, para nosotros, fue una gran satisfacción ver los resultados que se dieron, puesto que la respuesta fue un amplio apoyo a este equipo de Gobierno no solo en la gestión, también en el modelo de ciudad que quieren los vecinos para estos cuatro años».

Tolón ha recordado que la candidatura que ella encabezaba consiguió 12 de los 25 concejales en disputa, con el 44,23 por 100 de los votos, casi 20 puntos más que el segundo, el PP, el mayor apoyo que ha tenido a lo largo de la historia el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Toledo».

Respecto a la ciudad, «2019 ha sido un gran año para la ciudad. Ha crecido en habitantes, en empleo, se han mejorado infraestructuras de todos los barrios, tenemos una gran capacidad de atracción para las empresas y el turismo, nos hemos consolidado como el motor de Castilla-La Mancha y, seguro, una de las ciudades más importantes de España».

Para 2020 «ya tenemos en marcha nuevos proyectos con la financiación garantizada, para que Toledo no pare. Con una gestión económica prudente y eficaz después de reducir la deuda en 12 millones durante 2019, bajando los impuestos y sin poner en peligro los servicios sociales ni el empleo».

En este sentido ha destacado la apertura del parque histórico Puy du Fou, «que ha supuesto un antes y un después para el desarrollo económico y cultural de Toledo. O la nueva planta logística de Logisfashion, o los 200.000 metros cuadrados de suelo industrial en el barrio del Polígono que hemos puesto a disposición de las empresas, o la reforma integral de los accesos al Polígono…».

Lo mejor y lo peor del año que acaba y… un error subsanado

Tolón ha recordado, como el peor momento del año, lo que sucedió la tarde del viernes 28 de junio, «el mayor incendio en la historia de Toledo, justo 13 días después de tomar posesión el nuevo Gobierno de la ciudad, cuando no paramos de rezar para que el viento no llevara el fuego a las urbanizaciones».

Y el mejor, «el 26 de mayo, sin duda. La noche electoral, que estaba en el ayuntamiento y me empezaron a llamar los interventores que teníamos repartidos por los colegios electorales diciéndome que íbamos doblando en todos ellos. Y yo pensaba que no quería pactar, que no quería llamar para ello a Esteban Paños (Ciudadanos) ni a Txema Fernández (Unidas Podemos), a nadie…».

También ha hablado de errores, que todo el mundo comete, «he cambiado, con cuatro años de experiencia en la gestión municipal antes estaba demasiado en los asuntos, en todos, en los que son muy importantes y en los que no lo son tanto, me gustaba estar encima de todos y de todo, pero he cambiado. No solo por salud, sino por la confianza que tengo en mi equipo. Sigo estando encima, sí, pero dejo que ellos hagan lo que tienen que hacer. ¿Que si era mandona? Quizás demasiado absorbente y exigente, pero mandona no».

(Visited 56 times, 1 visits today)