Acuerdo entre PSOE y UP/IU

El Presupuesto de la Diputación de Albacete rondará los 110 millones, 2 más que en 2019

El presidente de la Diputación, Santiago Cabañero, ha resaltado que esta institución ha podido reducir su deuda viva de 51,5 millones que había en junio de 2016 a 7,4 millones

Acuerdo para las nuevas cuentas de la Diputación de Albacete

La propuesta de Presupuestos de la Diputación de Albacete para 2020 rondará los 110 millones, dos más que en el año anterior, según el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos-Izquierda Unida y que está basado en cuatro objetivos: apoyo directo a los municipios, protección social, dinamización del territorio y mejora de los servicios provinciales.

Las nuevas cuentas de la Diputación de Albacete  

Así lo han explicado este lunes en rueda de prensa el presidente de la Diputación, Santiago Cabañero; el portavoz del Grupo Socialista, Fran Valera; el portavoz del Grupo de UP-IU, Nacho Díaz, y la concejala de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de la ciudad, Nieves Navarro, según ha informado en una nota la institución provincial.

Según Cabañero, este acuerdo prevé unas partidas que se moverá en cifras similares a las de los pasados ejercicios, rondando los 110 millones de euros, «organismos autónomos y consorcios aparte, lo que sería un aumento algo superior a los dos millones de euros».

El acuerdo para aprobar los Presupuestos se sustenta “en cuatro grandes ejes, que son apoyo directo a los municipios, protección social de la ciudadanía, dinamización del territorio y mejora de los servicios provinciales, todo ello cumpliendo con los principios de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera», ha resaltado el presidente provincial.

«Predisposición»

Cabañero, que ha querido agradecer “la predisposición” en las negociaciones de los grupos políticos implicados, ha valorado que, por quinto año consecutivo, el equipo de gobierno ha encontrado en Unidas Podemos-IU «un compañero de viaje, coprotagonista en la elaboración y desarrollo de una hoja de ruta económica pensada y reflexionada para mejorar el día a día de la provincia».

El presidente de la Diputación ha resaltado que esta institución ha podido reducir su deuda viva de 51,5 millones de euros que había en junio de 2016 a 7,4 millones y ha enfatizado que «amortizar más de 44 millones de euros al mismo tiempo que hemos seguido financiando las inversiones previstas en estos años, exclusivamente con remanentes de crédito y recursos propios, es un ejercicio importante de control presupuestario que merece la pena destacarse».

En este punto, Cabañero ha pedido al nuevo Gobierno de España “que se relajen los corsés presupuestarios”, para que las administraciones “cumplidoras” puedan destinar sus remanentes a inversiones que mejoren la vida de la ciudadanía.