Anuario ENCLM / Medio Ambiente

Así fue 2019... Nenúfar y los otros linces cazados, el caballo y los perros abandonados...

Varios casos de maltrato animal sobrecogieron a la región, como los perros desnutridos y uno ya muerto que había en una vivienda okupa en Ocaña o el caballo esquelético que tuvieron sacrificar. Pero también generaron gran impacto los linces muertos a manos de cazadores

De izquierda a derecha y de arriba a abajo, la lince Nenúfar y sus cachorros, el caballo abandonado en Carrión de Calatrava, y los perros abandonados en

La muerte de linces a manos de cazadores ha sido una de las noticias del año. Lo denunció Ecologistas en Acción: al menos ocho linces habrían muerto por la caza. Uno de ellos Nenúfar, una lince que fue cazada en Menasalbas (Toledo). Sus cuatro cachorros también habrían muerto al perder a su madre a corta edad.

La Guardia Civil dio con el presunto autor de la lince ibérico cazada ilegalmente en los Montes de Toledo. La lince murió por un disparo de escopeta «a bocajarro», según indicó Antonio Aranda, jefe del servicio de espacios naturales de la Consejería de Desarrollo Sostenible de CLM. La Guardia Civil ahora investiga a este cazador por un presunto delito contra la flora y la fauna. El cazador acusado aseguró que había disparado al animal confundiéndolo con un zorro.

El 14 de junio un agente medioambiental de Castilla-La Mancha localizó el cadáver de la lince en un coto del término municipal de la localidad toledana. Nenúfar es una lince liberada en 2017 en el marco del proyecto Life+Iberlince de recuperación de la especie cuando fue cazada estaba criando a sus cachorros de solo tres meses de edad. Uno de sus cachorros fue encontrado también sin vida y sus tres hermanos habrían corrieron la misma suerte.

Esta primavera hubo una noticia que todos los amantes de los animales a buen seguro que disfrutaron. Era la información de que había nacido una camada de lince ibérico y de la que se tuvo constancia a través del entonces consejero de Medio Ambiente, Francisco Martínez Arroyo, en un vídeo grabado por los Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha:

 

Pero esa bonita noticia se ha tornado en trágica, puesto que Nenúfar, una lince nacida en 2016, fue víctima de la caza. Los cuatro cachorros fueron alumbrados en el primer y último parto de Nenúfar. Nacieron en libertad después de que la madre se asentase en una zona de los Montes de Toledo donde se encontraba el macho Mazapán, un año mayor que Nenúfar, como indica su nombre que comienza por M, la que se asignó a todos los nombres de linces nacidos en 2015.

Tras hacerse público este caso, tanto Ecologistas en Acción, como la Federación de Caza de CLM y la Junta, que solo se pronunció cuando se hicieron públicas las muertes por linces a manos de cazadores, informaron que se personarían en este caso como acusación particular.

Espeluznantes casos de maltrato animal

Pero en el plano de atentados contra la fauna no solo están estos casos de los linces, también en 2019 se han producido dos casos espeluznantes de maltrato animal.

El primero se produjo en marzo, cuando la Guardia Civil informó de que un vecino de Carrión de Calatrava (Ciudad Real) estaba siendo investigado por un delito de maltrato animal.

caballo_maltrato_animal
El caballo abandonado en Carrión de Calatrava.

 

Recibieron la información de que había un caballo abandonado en una finca de la localidad, que al parecer llevaba mucho tiempo abandonado. El lamentable estado en el que se encontraba obligó a los veterinarios a decretar su sacrificio.

Otro caso de maltrato animal se produjo en Ocaña (Toledo). Allí, en una casa okupada, la Guardia Civil halló a tres perros desnutridos junto a otro que ya había fallecido, por lo que Guardia Civil investigó a un persona como autora de un delito de maltrato animal con el agravante de muerte y abandono de animal doméstico.

perro
Uno de los perros recuperados por el Seprona.

 

No ha sido el único caso de estas características. En Ciudad Real un hombre fue detenido por abandonar a sus tres galgos, que fueron encontrados con claros síntomas de desnutrición y llenos de garrapatas.

perros_maltratados
Uno de los galgos desnutridos y llenos de garrapatas que estaban a punto de morir.

 

En El Casar (Guadalajara) un vecino dejó morir de hambre a un perro y abandonó a su suerte a otro, mientras que en Socuéllamos (Ciudad Real) cuatro gatos recién nacidos fueron encontrados en un solar abandonado, aunque por fortuna lograron encontrarlos antes de que muriesen.