"subyacen motivaciones machistas"

CLM reprueba la "desvergonzada" exigencia de Vox Andalucía en violencia de género

La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha defendido que es "inadmisible" que los del partido de Santiago Abascal estén cuestionado uno de los problemas "más graves" que presenta el país

Araceli Martínez, directora del Instituto de la Mujer de CLM.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, por boca de la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, ha reprobado la exigencia de Vox de querer conocer la identidad y cualificación técnica de los profesionales que trabajan en las unidades de violencia de género en Andalucía, lamentando que venga de «algunos sectores ultrareaccionarios, conservadores y ciertamente desvergonzados» y tras la que «subyacen motivaciones de carácter claramente machista».

«Nadie duda de la actuación de la Guardia Civil, de la Policía Nacional o de la Policía Local en cuanto a la protección que ofrecen a las víctimas de violencia de género. ¿Por qué dudar de la encomiable profesionalidad de los trabajadores de esas unidades de género?. Todos sabemos que tras esa demanda subyacen motivaciones de carácter claramente machista, que en Castilla-La Mancha no vamos a vulnerar», ha advertido.

De este modo ha reaccionado la responsable del Instituto de la Mujer castellano-manchego, que ha aprovechado la rueda de prensa que ha ofrecido este martes en Toledo, donde tras poner en valor la labor de estos profesionales, ha defendido que es «inadmisible» que los del partido de Santiago Abascal estén cuestionado uno de los problemas «más graves» que presenta el país y «la profesionalidad de las personas que dan apoyo, seguridad y protección a las mujeres víctimas de violencia de género».

Por ello, ha puesto en valor el trabajo de las personas que trabajan en la región y en España «en favor de la recuperación plena de las víctimas de violencia de género, de su dignidad y de sus derechos».

«No solo como responsable institucional sino como feminista estoy totalmente en desacuerdo con esa iniciativa propuesta en Andalucía. Resulta impensable e inadmisible para el Gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha», ha concluido.