Jornada de la Cámara de Toledo y BBVA

CLM tiene uno de los índices de digitalización más bajos de España

La Cámara de Comercio de Toledo y BBVA han celebrado una jornada sobre el mundo digital en la que se han desprendido numerosos datos sobre la realidad de la región en este ámbito: el acceso a banda ancha es más caro, hay menos empresas digitalizadas y un alto número de empresas permiten operar reservas desde la red

de izda. a dcha., Javier García responsable de BBVA Data & Analytics, Juan Carlos Hidalgo, director Territorial Centro de BBVA, María de los Ángeles Martínez, presidenta de la Cámara, Francisco Rueda, Viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales de la Junta de Castilla la Mancha, y Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research

Castilla-La Mancha es una de las comunidades autónomas que tiene un menor índice de digitalización de España, aunque las empresas castellanomanchegas que permiten hacer reservas a través de la web están 7,4 puntos por encima de la media nacional en este apartado, según las estudios del BBVA Research.

El economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, ha explicado que Castilla-La Mancha está a la misma altura que Castilla y León y solamente por encima de Extremadura en este índice, que mide la adopción de nuevas tecnologías por parte de empresas familias y administraciones públicas.

Sin embargo, ha comentado que este índice de digitalización apunta a que la situación tiene margen de mejora en Castilla-La Mancha, particularmente en el ámbito de las empresas, no solo con respecto al promedio de España sino también a las principales referencias en el ámbito europeo.

«Big Day, Digital Data»

Cardoso, que ha participado en la jornada «Big Day, Digital Data», que se ha celebrado en la Cámara de Comercio de Toledo, ha indicado que Castilla-La Mancha tiene un 0,59 en este índice, que en el lugar más alto está ocupado por Luxemburgo con 1. La región está por debajo del índice de España, que es de 0,65, pero tiene el mismo que Portugal y es superior al de Italia, que se sitúa en un 0,45, ha apuntado.

Así, el porcentaje de empresas de CLM que emplean trabajadores en el sector de la información y la comunicación es relativamente reducido, alrededor de un 30 por 100 por debajo de la media en España, mientras que el coste da acceso a la banda ancha es relativamente más elevado que en otras parte de España, también en torno a un 30 por 100.

El coste de acceso a la banda ancha en CLM es más alto que en otras partes de España un 30 por 100

En cambio, en apartados como el promedio en las empresas que permiten hacer reservas on line por internet en el sector turístico está por encima, y un 70 por 100 de las empresas castellanomanchegas con diez o más trabajadores permiten hacer reservas a través de su web, lo que supone 7,4 puntos por encima de la media.

En este sentido, Cardoso ha señalado que el coste de acceso a banda ancha tiene que ver con el nivel de dispersión geográfica, y ha indicado que uno de los problemas es la prevalencia de empresas relativamente pequeñas en Castilla-La Mancha.

Cada vez más necesario adoptar las nuevas tecnologías

Cardoso ha abogado por la necesidad de adoptar estas nuevas tecnologías para las empresas, usuarios y administraciones públicas, ya que la digitalización puede ser uno de los factores fundamentales para resolver alguno de los problemas que enfrenta la sociedad castellanomanchega, como son el alto nivel de paro y el bajo nivel de productividad de los trabajadores.

Para ello, es preciso implementar políticas que impulsen la adopción de nuevas tecnologías, la principal de ellas «trabajar en la mejora del capital humano» e incrementar los usuarios de las nuevas tecnologías. Según Cardoso, el capital humano «es fundamental tanto en el ámbito de la demanda como de la oferta», por lo que los empresarios debe tener una posición proactiva, primero formándose ellos y después tratando de introducir las nuevas tecnologías y formar a sus trabajadores.

A su vez, las administraciones públicas tienen que tener unos servicios públicos de empleo acordes con las demandas que están planteando estas nuevas tecnologías, así como invertir en infraestructuras.

También deben de regular, al mismo tiempo que fomenten la competencia que proteja al consumidor y tenga en cuenta a las empresas que ya han invertido en esta materia, ha añadido.

Cardoso ha asegurado que si la digitalización pudiera ayudar a reducir la tasa de paro a los niveles que se observan en otras regiones europeas, si se llegara al promedio de Europa en términos de paro, se reducirían en un 50 por 100 las diferencias en ingreso per cápita entre Castilla-La Mancha y las regiones más avanzadas de Europa.